Álvaro de Arriba empieza la pista cubierta con un 'milqui' y con Olmedo de compañero de lujo

El salmantino Álvaro de Arriba se estrena en pista cubierta este sábado y con una carrera de 1.500, su distancia de futuro. Irá a por la mínima del Mundial en 800 durante el mes de febrero.

MANUEL OLMEDO, UN INVITADO DE PRIMER NIVEL

 

Álvaro de Arriba lleva tres días de entrenamiento en la pista cubierta de La Aldehuela con vistas a la temporada invernal. Los primeros contactos han sido satisfactorios, más todavía el de este lunes, en el que ha compartido entrenamiento con Manuel Olmedo. No es la primera vez que entrenan juntos, ya han compartido 'stages' en altura, y con grandes resultados para ambos. El fondista sevillano, nueve veces campeón de España entre 800 y 1.500 metros, está en Salamanca con su entrenador como parte de la recuperación de una importante lesión. Y todo indica que volverá por sus fueros.

 

Olmedo fue operado en junio de un síndrome compartimental crónico en la pierna derecha y ha estado fuera de combate mucho tiempo, pero por lo visto este lunes en la pista Carlos Gil Pérez tiene calidad de sobra para volver al máximo nivel. En el primer entrenamiento serio en pista cubierta desde su recuperación, el sevillano y De Arriba han completado un 'menú' muy exigente que augura grandes cosas para ambos esta temporada. El salmantino tiene importantes objetivos 'indoor', mientras Olmedo busca una confianza que, por lo visto, debe tener intacta a pesar de su larga convalecencia. 

Álvaro de Arriba arranca el próximo fin de semana la temporada de pista cubierta, y lo va a hacer disputando un 1.500, la prueba en la que tiene puestos sus ojos a partir de los Juegos Olímpicos de 2020. El salmantino, una de las joyas del atletismo español, está centrado en la distancia de 800 en la que tiene marcados todos sus objetivos, pero quiere empezar a probar con la distancia superior a la que se pasará tras los juegos de Tokio.

 

De Arriba tiene previsto hacer un 'milqui' este día 20 de enero aunque todavía no tiene decidido dónde. Puede ser en Valencia si se prepara una buena carrera, aunque también puede estrenarse con un 400 o incluso hacerlo en Salamanca aprovechando el provincial. Se trata de su primera competición de la temporada en pista cubierta, que este invierno está preparando con esmero de cara al Mundial de Birmingham. Tras la medalla de bronce del Europeo del pasado invierno, tiene en mente buscar la mínima para el Campeonato del Mundo y luego intentar llegar a la final. Para ello, ha estado concentrado en altura casi un mes en Sierra Nevada y ha hecho un 'stage' en Sevilla con el fondista Manuel Olmedo que le ha devuelto la visita y está entrenando estos días en Salamanca.

 

Olmedo, todo un puntal del 800, ya ha dado el paso al 1.500 y ha compartido entrenamientos de pretemporada del salmantino desde el año pasado. De hecho, estos días entrenan ambos en la pista cubierta Carlos Gil Pérez de Salamanca. De momento, y según De Arriba, la preparación marcha por buen camino gracias al trabajo de base que ha hecho en las concentraciones, y buena prueba son su participación en la San Silvestre Vallecana y empezar la temporada con un 'milqui'. El salmantino irá a por la mínima durante la primera quincena de febrero, aunque según los criterios de la RFEA está bastante cara: piden 1.46:50, al alcance de su nivel, pero bastante dura para una temporada tan corta como la de pista cubierta.