Álvaro de Arriba contra dos viejos conocidos en el 800 de la Copa de Europa

Álvaro de Arriba, en su serie de los 800 metros del Europeo indoor de Belgrado.

Álvaro de Arriba se mide en la Copa de Europa al polaco Adam Kszczot, su referente internacional, y al holandés Kupers, el atleta que estuvo a punto de sacarle de pista en la final del Europeo donde el salmantino fue bronce.

Álvaro de Arriba compite este domingo en el 800 de la Copa de Europa de Selecciones, con el objetivo de aportar los puntos necesarios para que España se mantenga en la élite europea. El salmantino fue seleccionado como parte del equipo y tendrá que vérselas con dos conocidos de su fructífera carrera en el atletismo de máximo nivel. Uno de ellos es su referente y el otro, el rival que casi le saca de la pista en la carrera en la que el salmantino logró el bronce del Europeo indoor.

 

De Arriba toma la salida a partir de las 14.00 horas; se podrá ver por Teledeporte y, visto el nivel de forma del salmantino, merecerá la pena ponerse delante de una pantalla. La carrera de 800 promete por el enfrentamiento del charro con dos rivales ya conocidos. Por un lado, Adam Kszczot, gran dominador europeo de la distancia, dos veces ganador de esta competición y referente internacional para De Arriba. No es la primera vez que se ven las caras y el polaco ya sabe bien cómo se las gasta el salmantino, que se permitió el lujo de ganarle la semifinal que compartían en el Europeo: le derrotó con un final demoledor.

 

El polaco es el rival más complicado por su excepcional final, pero puede que el más peligroso sea el tercero en discordia del 800 en Lille. Se trata de Thijmen Kupers, el atleta que estuvo a punto de sacar de la pista al salmantino en la final del Europeo en pista cubierta. Los codazos de aquella última curva no se le olvidarán fácilmente al salmantino: el gigante holandés estuvo a punto de mandarle fuera de la trayectoria, pero De Arriba aguantó y después lanzó un ataque demoledor que le valió un bronce inolvidable que ya es historia del atletismo salmantino.

 

Kupers llega con una de las mejores marcas de la temporada y hace sólo unos días que ha bajado de 1.45 por primera vez en su vida (1.44:99). De Arriba no le va a la zaga con sus 1.45:87, mejor marca personal a muchos meses del final de temporada. El atleta salmantino ha estado preparándose para esta competición en un impas en su temporada, ya que no sólo pretende rendir al máximo con la selección, sino también aprovechar una buena lista de salida con Kupers, Kszczot, el italiano Benedetti y el francés Samir Dahmani con marcas por debajo de 1.45.

 

En cuanto a lo que puede ofrecer, el final que protagonizó hace unos días para hacer la mínima del Mundial da una idea de lo que es capaz. De Arriba lleva sólo unas pocas competiciones internacionales, pero en todas ha dejado su sello: ha demostrado que puede competir sin complejos si se corre a tiempos y también si la carrera es táctica, donde saca a relucir un final espléndido.