Álvaro de Arriba busca su sitio en la liga de los grandes del 800 en el mundial 'refrigerado' de Doha
Cyl dots mini

Álvaro de Arriba busca su sitio en la liga de los grandes del 800 en el mundial 'refrigerado' de Doha

El salmantino, campeón de Europa indoor, es un imprescindible del 800, llega al Mundial en busca de su confirmación total. Las condiciones climáticas, la mayor particularidad del evento.

Días y horas de las carreras de 800:

- Series. 28 de septiembre, a partir de las 16.50 (hora española)

- Semifinales. 29 de septiembre, a partir de las 20.55 (hora española)

- Final. 1 de octubre, a las 21.10 (hora española)

Todas en Teledeporte y TRIBUNA

Álvaro de Arriba arranca este sábado en Qatar su participación en el Mundial de atletismo, la gran cita de este 2019 para una élite en la que está no solo instalado, sino consolidado: nombres como los de Cheruiyot, Brazier, Kszczot o Bosse son 'su liga'. A estas alturas, y después de cuatro años sin faltar a uno solo de los grandes campeonatos de cada temporada, el salmantino es el referente máximo del 800 español y uno de los aspirantes a los puestos de honor. Este vuelve a ser su objetivo en el tardío final de esta temporada, en un campeonato marcado por las condiciones climáticas especiales del país, que se correrá en una pista con aire acondicionado, a 25 grados constants, y en el que el salmantino aspira al no va más: un puesto de finalista en el Mundial.

 

Para ello, ha centrado su preparación en resistir las tres carreras casi seguidas que se disputan en un Mundial. De hecho, a las eliminatorias de este sábado le seguirían las semifinales del domingo y, si se clasifica, la final el martes. Aguantar este 'trote' midiendo las fuerzas al tiempo que se tiene la habilidad suficiente para colocarse en los puestos para pasar ronda es todo un arte que el salmantino domina cada vez mejor. Lo ha reforzado con el trabajo de velocidad (ahí está su marca personal en 400) que puede dar una clasificación en las lentas series de los campeonatos. La primera ronda es una prueba de ello: hay un cuarteto de aspirantes, rivales peligrosos y solo tres puestos para las semis.

 

El objetivo es volver a colocarse entre los mejores, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados. Esta es la novena gran competición consecutiva a la que acude el salmantino desde que debutó con la selección absoluta en el Campeonato del Mundo bajo techo en Portland, en marzo de 2016. De Arriba no se ha perdido ninguna gran cita desde entonces y ha hecho un pleno de mundiales, europeos y juegos, en invierno y en verano, a los que no se ha conformado con acudir.

 

De hecho, el ochocentista salmantino ha demostrado desde su ingreso en la élite que está capacitado para lo más alto. En julio de 2016, cuando solo llevaba dos participaciones con la selección española absoluta, logró su primer puesto de finalista en un Europeo; después vinieron los Juegos, el bronce en el europeo indoor de Belgrado y las semifinales del Mundial de Londres. Todo lo que ha disputado tras el verano de 2017 ha terminado en finales o medallas como el oro de los Juegos Mediterráneos y el del Europeo del pasado invierno.

 

Como campeón continental es uno de los atletas con más ojos encima. Acude a Qatar como trigésima marca del año, octavo europeo, pero el Mundial es siempre más complicado por la presencia de africanos y estadounidenses. Nijel Amos, Fergusson Cheruiyot o Emmanuel Korir entre los africanos; el talentoso estadounidesne Donovan Brazier; los europeos Kszczot, Bosse y Tuka... son los grandes nombres entre los que De Arriba hace tiempo que se ha hecho un sitio en mítines y campeonatos, y a los que tiene en el punto de mira en la pista refrigerada de Doha y de cara a Tokio.

Noticias relacionadas