Álvaro de Arriba busca en Rovereto y Padova el desquite del Europeo

Álvaro de Arriba correrá dos mítines italianos para terminar la temporada con la mejora de su marca personal, cerca del récord de España, como principal meta.

Álvaro de Arriba no está dispuesto a terminar la temporada sin desquitarse del mal sabor de boca de la final del Campeonato de Europa. Al salmantino, hoy por hoy, no le vale un resultado con el que se confirma en la élite continental del 800 y con el que fue el mejor español en esta prueba. Sus metas son superiores por más que España sólo se haya colgado una medalla al aire libre en esta distancia en un Europeo, y teniendo en cuenta que él ya lleva dos finales. Por eso, y porque así lo tenía previsto, tendrá la oportunidad de cerrar la temporada en dos mítines.

 

De Arriba ya tenía fijado en su calendario cerrar esta larga temporada con su participación en dos reuniones. La primera será el día 23 de agosto en Rovereto, donde se disputa el clásico Palio de la Quercia, una reunión de primer nivel europeo. Ya estuvo allí hace un año para cerrar la temporada. Y después vendrá su participación en Padova el 2 de septiembre con la que pondrá fin a la campaña.

 

En ambas reuniones, el objetivo es redondear la temporada con una buena marca, que en su caso significa rebajar un poco más su plusmarca personal ya obtenido este año 1.44.99 que hizo a principios de junio en Huelva) y, necesariamente, acercarse al récord de España que tiene Saúl Ordóñez en 1.44:44. Una marca de relumbrón sería la manera de desquitarse de lo ocurrido en la final de Berlín, donde se tuvo que conformar con un séptimo puesto que no le dejó satisfecho en absoluto.