Álvaro de Arriba, bronce en el 800 del Europeo contra viento y marea

Álvaro de Arriba se ha hecho con una medalla de bronce histórica en una carrera dura, en la que ha aguantado los empujones del holandés Kupers y ha podido luchar por más incluso.

Álvaro de Arriba ha logrado un histórico tercer puesto en el europeo de Belgrado, la primera gran medalla internacional del atletismo salmantino en más de seis décadas de trayectoria. Antes lo logró José Luis Sánchez Paraíso, bronce en el relevo 1,2,3,4 vueltas en los Juegos Europeos de Madrid en 1968, y lo rozaron Rosa Colorado (cuarta de Atenas 85) y Antonio Sánchez, cuarto en el 400 de Budapest. Ahora el de La Fuente de San Esteban lleva a otra dimensión al atletismo, el deporte salmantino con más éxitos.

 

El salmantino ha defendido el honor nacional en una final 'a cara de perro' en la que se ha confirmado como uno de los grandes talentos del atletismo europeo y mundial. No en vano, se ha pegado con los rivales más complicados hoy por hoy. El atleta salmantino ha partido por la calle uno en la final de este domingo por la tarde en Belgrado, con Adam Kszczot en la cuatro y los españoles López y Andújar por la tres y la cinco, respectivamente; Andreas Bube y Thijmen Kupers completaban la lista de salida. Era su primera final de protagonista, en la que salía con opciones de hacer algo importante tras su puesto de finalista en el Europeo del año pasado, su presencia en el Mundial indoor y en los Juegos Olímpicos.

 

El salmantino ha querido salir en cabeza y sólo Kevin López le ha ganado el primer liderato, con los españoles controlando los cuatro primeros puestos. Kszczot ha pasado al tercer puesto en cuanto ha podido, mucho antes que en series y semifinal. Había mucho más en juego.

 

El danés Bube ha roto la carrera en un movimiento decisivo a falta de 400 metros (ha pasado esa línea en 56.52) atacando a López y poniéndose al frente. El último 400 ha sido frenético. Kszczot ha decidido atacar, haciendo la última vuelta en 25 segundos, Kevin López se ha desfondado mientras Álvaro de Arriba ha tenido que aguantar los empujones del gigante Kupers que se las ha tenido con el salmantino y con Daniel Andújar y que casi le saca de trayectoria en la última curva, pero ha aguantado muy bien la estabilidad y ha rematado en la recta final una medalla histórica... que podría haber sido más.

 

Nos quedamos con las ganas para la próxima vez de un duelo con Kszczot, que suma otro título continental y que se convierte en la nueva referencia para un Álvaro de Arriba al que no se le ve techo. Hoy ha confirmado su situación como nuevo rey del 800, con toda consideración a Kevin López, al que ha ganado en uno de sus pocos duelos, devolviéndole la moneda del Campeonato de España de Salamanca.

Noticias relacionadas