Alumnos del Instituto Senara de Babilafuente se niegan a subir a un autobús en el que no entran todos

La empresa de autocares que cubre el trayecto entre Villoria y Babilafuente ponía un vehículo de 32 plazas, cuando los alumnos que suben son 34.

Desde Villoria viajan cada día 34 alumnos del instituto Senara de Babilafuente. Los poco más de 5 kilómetros se hacen apenas en 10 minutos, pero los jóvenes han decidido plantarse, ya que desde principios del presente curso, la empresa encargada de hacer el trayecto, 'Autocares Barreña', les ha puesto un autobús de 32 plazas. De este modo, dos de ellos deben ir "sentados en las escaleras o de pie en los pasillos", como relata uno de ellos a TRIBUNA.

 

"Hemos decidido hacer un plante y no subir ninguno a ver si así nos hacen caso", añaden los alumnos.

 

Según su propia versión, ya han puesto varias quejas en el instituto y el centro las ha derivado a la Dirección Provincial de Educación para ver si se encuentra una solución. Hasta el momento, lo único que han recibido es la respuesta de que "dos de nosotros vayan en una ruta diferente", cuentan.

 

alumnos instituto villoria babilafuente

alumnos instituto villoria babilafuente

alumnos instituto villoria babilafuente

 


 

Comentarios

Torpedo 24/11/2018 18:49 #3
Y luego, si por desgracia hay un accidente y le pasa algo a algunos de los chavales, la culpa será siempre para el conductor, y la Junta de Castilla y León y la empresa se lavarán las manos.
Aa 24/11/2018 18:10 #2
La culpa no es de la empresa de autocares a la que se le ha contratado la ruta con un bus de 32 plazas...
Pepe el de la Prospe 24/11/2018 17:02 #1
La culpa, me imagino, que será del Ayuntamiento de Babilafuente, como casi todo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: