Alumnos de la UPSA estudian la accesibilidad de los parques salmantinos

Alumnos de la UPSA (Foto: De la Peña)

Los autores han estudiado individualmente las características de los parques Würzburg, Picasso, Salas Bajas, Alamedilla, Jesuitas y San Francisco, por ser los más "representativos" de la ciudad.

Los parques de la ciudad de Salamanca aprueban en accesibilidad, según un estudio realizado por dos estudiantes de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) sobre la adaptación de este tipo de espacios a las personas con capacidades diferentes.

 

El análisis ha sido realizado por las alumnas María Diego Sánchez y Celia Castaño, y ha estado dirigido por tres profesores de la institución académica dentro de la iniciativa 'Proyectos de Innovación Ciudadana', que ha sido financiada al 50 por ciento por el Consistorio local.

 

En este caso, los autores han estudiado individualmente las características de los parques Würzburg, Picasso, Salas Bajas, Alamedilla, Jesuitas y San Francisco, por ser los más "representativos" de la ciudad.

 

(Foto: De la Peña)

 

En cuanto a accesibilidad, han destacado las capacidades de todos ellos, especialmente los de Salas Bajas y Alamedilla, salvo el Campo San Francisco, del que han dicho que "no tiene accesibilidad" y que incluso es "peligroso", y la parte baja de Jesuitas, que también suspende en este apartado.

 

En otros campos, María Diego Sánchez y Celia Castaño han destacado las zonas de juego de Salas Bajas y Alamedilla, las sombras de Picasso y Alamedilla, o las zonas deportivas de algunos de ellos, como Würzburg.

 

También, en el capítulo de mejoras, han abogado por tener en consideración, "especialmente" en horario nocturno, las personas "conflictivas" que habitualmente permanecen en el Campo de San Francisco o la conveniencia de incluir pavimento de caucho en las zonas de juego infantil de Jesuitas, entre otras propuestas.