Alternativas, tensión, polémica, postes... el Unionistas-Salamanca CF tuvo la salsa que debe tener un derbi

No suele haber derbi anodino pero casi por primera vez desde que comenzó la historia entre Unionistas CF y Salamanca CF lo que sucedió en Las Pistas se quedó en Las Pistas y tan solo hay que hablar de ello y no de elementos externos que distorsionen la 'salsa' real de este deporte. 

Un derbi siempre es un partido distinto en el que juegan muchos factores y en el que la pasión muchas veces acogota a la razón. En la historia de los Unionistas CF - Salamanca CF y viceversa se ha alcanzado el sexto y por primera vez sin incidentes reseñables aunque sí con la pasión, tensión y hasta polémica que presiden estos duelos entre 'enemigos íntimos'. 

 

Las relaciones institucionales están tan quebradas que uno hace como que el otro no existe, eso ha favorecido que durante la semana no haya habido mensajes cruzados y hasta la decisión del Salamanca CF de no aceptar las entradas que Unionisas CF ponía a su disposición se digirió como algo previsible.

 

Sus seguidores sí que decidieron acompañar al equipo a Las Pistas, situados en la zona norte del recinto y hasta esa nueva ubicación ha favorecido que el 'enfrentamiento' con la grada de Unionistas haya sido más tibio al no estar frente a frente.

 

Cada uno a lo suyo, aunque con los cánticos habituales dirigidos a animar a los propios y a tratar de minar al rival tocando sus 'puntos débiles' -desde la posición de descenso de uno a los problemas para cobrar que ha habido en el otro-, pero eso es consustancial a este deporte. 

 

 

A que por ahí no hubiera ningún problema ha ayudado un fuerte dispositivo de seguridad que hasta en la celebración de los goles ha controlado que ninguno se saliera de madre e intentara acercarse más de lo debido al bando contrario. Euforia pero con orden, de igual forma que el desalojo de la instalación que hay sido muy rápido. 

 

 

Sobre el campo alternativas, goles, un poste para cada equipo, alguna entrada a destiempo, jugadas para la polémica y también tensión aunque esta sobre todo centrada en la zona de banquillos donde en el primer tiempo se pudo ver a Luaces encarado con Roberto Dueñas recriminándole sus gestos y también al delegado del Salamanca CF muy 'participativo' en ese cara a cara con el otro bando.

 

Lo curioso es que todo el mundo asistía a ese enfrentamiento que duró varios minutos mientras el colegiado y su asistente pasaban olímpicamente del tema. Por suerte, tras el receso que desde ambos lados alcanzaron entre recriminaciones, ese duelo finalizó y todo el protagonismo regresó a la cancha... al menos hasta la rueda de prensa.  

 

 

Por cierto entre los que gozó de una visión privilegiada de esta situación estaba el alcalde García Carbayo que esta vez sí estuvo en Las Pistas a las que, esta vez sí, llegó sin hacer ruido y de igual forma se marchó. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: