AltaFit invierte 2 millones para reforzarse en el norte

El mercado de los gimnasios viene alcanzando una mayor preferencia gracias a las nuevas tendencias.

Debido a la tendencia por llevar una vida fitness, el mercado de los gimnasios viene alcanzando una mayor preferencia. Pero a su vez, la creciente industria tiene importantes retos, ya que deben promover la actividad física, impulsar mejores hábitos saludables e innovar sus servicios.

 

Dada esta creciente demanda, AltaFit, la dominante cadena de centros deportivos comienza a materializar algunos de los 14 proyectos de nuevos gimnasios que la compañía ha planificado abrir durante este año.

 

Tras formalizar las adquisiciones de distintos centros deportivos (Fitclub, Pamplona, Fitness Place Salamanca y el gimnasio Ayala en Oviedo) la cadena arranca septiembre con la inauguración de dos gimnasios propios, alcanzando los 63 clubes en funcionamiento, incluidos los tres Myst Gym Club. En total, la compañía ha invertido en estos dos centros 2 millones de euros.

 

Alta Fit Getxo/Leioa es un club de 1.800 m2, ubicado en Amaia KAlea 29, situado en el supermercado de la cadena Mercadona. Es la segunda vez que un establecimiento de AltaFit se instala sobre un Mercadona, dándose el mismo caso en el gimnasio AltaFit de Vegueta, en la Isla de Gran Canaria.

 

El nuevo centro deportivo cuenta con los espacios y servicios característicos de AltaFit, aunque en esta oportunidad incluye una zona de entrenamiento al aire libre instalada en una terraza de 500 m2. La compañía cuenta con proveedores estratégicos para la dotación de equipamiento necesario, lo cual espera reforzar la fidelización de sus clientes.

 

El incremento de nuevas instalaciones explica que la industria fitness es un negocio fructífero que podría mantenerse con el paso del tiempo. Pero a medida que esto ocurre, las exigencias de los clientes también están en constantes cambios. Además de verse y sentirse mejor mediante la actividad física, los usuarios de estos centros deportivos también esperan cubrir otras necesidades.

 

Según Antonia Gómez portavoz de superguapas.es menciona que en los gimnasios, las personas contemplan la búsqueda de seguridad, pertenencia a un grupo, valoración y estima, así como la autorrealización. ‘’El común de las personas suelen preferir aquellos lugares que transmiten seguridad, confianza y cuidado. Estos aspectos promueven sensación de familiaridad, comodidad y protección’’, afirma.

 

Asimismo, las personas quieren sentirse especiales, estimados y valorados, así que en la medida que los establecimientos brinden los recursos posibles para promover estos sentimientos, mantendrá una clientela concurrente. Por otro lado, el ingreso a un centro deportivo implica formar parte de una comunidad que está compuesta por un clima de relación. Por lo tanto, está en manos de la compañía generar un espacio óptimo para el encuentro y las relaciones entre sus clientes.

 

Cualquier medida que se desarrolle para incrementar la motivación de un cliente para seguir asistiendo al centro deportivo debe implementarse sobre la base del respeto de sus libertades. Por lo tanto, debido a estas exigencias, los gimnasios están en constante innovación de sus servicios para adaptarse a las nuevas preferencias de los usuarios.