Alojarse en Salamanca: 23 euros por un sofá cama "cómodo" con vistas a la Plaza Mayor

Anuncio de un sofá cama por 23 euros en el salón de un apartamento con vistas a la Plaza Mayor.

Las plataformas especializadas en viviendas turísticas ofrecen alojamiento desde 12 euros/noche en plena temporada alta: ni los albergues juveniles pueden competir. Hospedarse en un buen hotel cuesta diez veces más de media.

Agosto es plena temporada alta turística en Salamanca. Salvo la Semana Santa, los puentes y las Ferias y Fiestas, en pocas fechas hay más demanda de hospedaje para visitar la ciudad. Sin embargo, con el 'boom' de los apartamentos turísticos gracias a las plataformas digitales el coste de pasar una noche ha abierto notablemente su horquilla, aunque con muchas diferencias de todo tipo entre los diferentes tipos de alojamiento. Este nuevo modelo ha roto los precios, pero también los límites de lo que se considera un alojamiento y las normas. Hasta el punto de que hay habitaciones por 12 euros/noche o se puede encontrar un sofá cama "cómodo" con vistas a la Plaza Mayor.

 

La proliferación de los apartamentos turísticos ha cambiado el sector como pocas veces se ha visto. Hace unos años la comercialización vía plataformas en Internet revolucionó las reservas de los hoteles, que ahora ven como una competencia que no esperaban se sirve también de las nuevas tecnologías por medio de la economía colaborativa y aprovechando el margen que les dan las actuales legislaciones turísticas. El grupo socialista en el Ayuntamiento ha propuesto tomar nota de los problemas de otras ciudades y prevenir con más control y una posible tasa. Algo que el equipo de Gobierno ha aceptado no sin antes advertir del riesgo de "turismofobia".

 

En Salamanca, un millar de viviendas de uso turístico pelean por su parte del pastel aprovechando que la normativa regional permite estos alquileres sin pasar de 60 días al año. Muchos propietarios lo usan para sacar un rendimiento a sus pisos, pero también se ha generado un mercado ilegal que aprovecha la falta de obligaciones para hacer competencia. El resultado es una dispersión de los precios increíble hace unos años. En pleno agosto, temporada alta, y para este fin de semana, nos podemos alojar en Salamanca a partir de 12 euros y hasta los 171 euros por noche.

 

Así, una de las plataformas colaborativas más conocidas, Airbnb, anuncia una habitación en un ático en el centro (en realidad, en la franja entre la avenida de Mirat y la avenida de Portugal) a cinco minutos de la Plaza Mayor por doce euros la noche; la propietaria dice que se puede usar el menaje y toallas de la casa. El precio, 12 euros más los dos euros de la tarifa de servicio que cobra la plataforma.

 

 

En la misma plataforma se nos ofrece alojamiento con vistas a la Plaza Mayor. Como aclara el anuncio, no es una habitación completa sino un sofá cama que califica de "cómodo" que está, eso sí, en el salón, que da a la afamada plaza salmantina que es uno de los ganchos de este anuncio. El precio es de 23 euros por noche, más tres euros de tarifa de servicio, también los fines de semana, con algunas condiciones: un depósito de 150 euros. Eso sí, hace descuento por alojamiento prolongado de una semana (9%) y por mes (20%).

 

Este precio ya entra en conflicto con el mínimo de lo que era, hasta hace poco, un alojamiento estándar. Por 28 euros nos podemos alojar todo este fin de semana en Salamanca en un albergue juvenil cerca de Canalejas. Es el precio de una cama en litera en habitación compartida; el desayuno cuesta 3,50 euros más.

 

A partir de ahí, el siguiente escalón son los hostales. Su precio parte de los 44 euros que nos costaría una noche este fin de semana en habitación doble con dos camas. Los hostales y pensiones llegan hasta la barrera de los 60 euros y se pueden encontrar algunos establecimientos con gran trayectoria en pleno centro.

 

El siguiente escalón de precio son los hoteles. La alternativa más habitual en alojamientos turísticos parten de los 60 euros y por 61 euros/noche podemos encontrar habitación en un conocido hotel en el corazón de Salamanca, por lo que nos darán una habitación doble para dos personas; el desayuno nos costará 10,50 euros por persona. Esta es la alternativa más económica entre los hoteles salmantinos, que rondan de media los cien euros por noche los fines de semana.

 

El alojamiento más caro este fin de semana en Salamanca es el Parador de Salamanca, donde una habitación doble superior con dos camas nos costará 171 euros. Eso sí, está en dura competencia con un negocio de apartamentos turísticos en pleno centro de la ciudad, que exhibe licencia de la Junta de Castilla y León y nos ofrece dos apartamentos para un total de cuatro personas por 165 euros una noche de este fin de semana.

Comentarios

ASISONLASCOSAS 11/08/2017 18:35 #2
23 EUROS POR DOMIR? ENTRE UNOS Y OTROS MATARON LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO DELTURISMO ,EN LA ROMA ESPAÑOLAZA Y DECADENTE TODO ES CODICIA ,DESMADRE.CORRUPCION Y LADROCINIO ¡¡NOS PESARÁ¡¡
Así no 11/08/2017 14:33 #1
Turismofobia no. Hoteles de mierda a precio de resort, tampoco. Pero esto... Espero que, igual que los periodistas, los inspectores de Hacienda y los agentes municipales puedan localizar a los propietarios y tomar las medidas oportunas

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: