Alejandro Sánchez competirá en cuatro pruebas del Mundial

BUENAS SENSACIONES. Tras el Nacional de Oviedo en el que logró cuatro oros y una plata, ahora compite en Canadá preparando el Mundial de agosto
isabel de la calle
El nadador salmantino Alejandro Sánchez Palomero ha viajado directamente desde Oviedo –donde disputó los Campeonatos de España– hasta Montreal (Canadá), donde participará en la World Challenge junto a su entrenador Toni Pomar. Ésta será su última prueba antes del Mundial de Eindhoven (Holanda) que se disputa del 15 al 21 de agosto y cuya lista oficial no se ha publicado aún, pero en la que el salmantino está con total seguridad.

El deportista charro acudirá al Mundial con la mínima conseguida en su mejor prueba, los 100 metros braza, aunque también competirá en los 50 libres, los 50 mariposa y los 200 estilos.

Las sensaciones de Alejandro son muy buenas tras el Campeonato de España en el que se llevó cuatro oros (50, 100 y 200 braza, y 200 estilos) y una plata (100 libres), aunque las marcas conseguidas aún no están a la altura de las de los Juegos Olímpicos de Pekín. Sin embargo, al salmantino aún le resta más de un mes para afinar su preparación. El charro logró en Oviedo, además, la plata por equipos, siendo únicamente superados por el numeroso equipo Aquatic Campanar de Valencia con una diferencia mínima de 17 puntos.

La de Canadá, sin embargo, será la última competición del deportista salmantino antes del Mundial, para el que se concentrará con el resto del equipo nacional en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (Barcelona) 15 días antes del Campeonato del Mundo. Esta competición, que organiza el Comité Paralímpico Internacional del 15 al 21 de agosto, está considerada por todos los nadadores paralímpicos como la cita más importante tras los Juegos Paralímpicos de verano. Por eso está prevista la presencia en Eindhoven de más 700 nadadores ciegos o deficientes visuales, paralíticos cerebrales, discapacitados físicos e intelectuales, procedentes de un total de 55 países de todo el planeta.

España, que está considerada como una de las grandes potencias de la natación paralímpica mundial, acudirá a Eindhoven con todas las garantías.