ALCER aconseja una dieta sana y más deporte para prevenir la enfermedad renal crónica

Carmelo Martín y Nélida Eleno (Foto: P. Sánchez)

El jueves 9 de marzo, Día Mundial del Riñón, ALCER pondrá a disposición de las personas interesadas tres mesas informativas, desde las 10:30 hasta las 14 horas. La campaña de este año está dedicada a la obesidad, una de las causas de la enfermedad renal crónica.

La Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades de Riñón (ALCER Salamanca) insiste en la prevención de la enfermedad renal crónica, haciendo especial hincapié este año en la obesidad como una de las posibles causas, sin olvidar otros factores como la hipertensión, la diabetes y el tabaco. 

 

Con motivo del Día Mundial del Riñón el próximo jueves 9 de marzo, ALCER pondrá a disposición de las personas interesadas tres mesas informativas, una en el Hospital Clínico y otras dos en la Plaza del Liceo y en la Plaza Mayor, desde las 10:30 hasta las 14 horas. Además, tomarán la tensión a todos los que lo soliciten e informarán sobre las dietas adecuadas y el deporte diario recomendado. También contarán con un "menú tipo" a modo de ejemplo, basado principalmente en verduras y legumbres. Por la noche, se iluminará la fuente de la Puerta Zamora con los colores representativos de ALCER, el verde y el naranja. 

 

El presidente de la asociación, Carmelo Martín, ha explicado que la campaña de este año estará dedicada a la obesidad debido al "incremento del número de personas obesas en España, especialmente niños y jóvenes, sobre todo por el abuso de la comida basura y la falta de deporte".

 

Por su parte, Nélida Eleno, Doctora del Departamento de Fisiología de la Universidad de Salamanca y Coordinadora del grupo de Investigación Traslacional en Enfermedades Renales y Cardiovasculares, ha señalado los puntos más relevantes de la relación entre la obesidad y la enfermedad renal crónica. 

 

La doctora ha indicado que la causa del aumento de casos de obesidad es "sin duda el cambio de estilo de vida de los españoles, donde predomina la malnutrición y la falta de actividad física". Como consecuencia, los daños más significativos son la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. Por ello, Nélida Eleno recuerda la importancia de su prevención a través de una dieta sana y equilibrada y actividad física moderada. 

 

El mayor problema de la enfermedad renal crónica es "que no se ve y es muy silenciosa, se aprecia a medio y largo plazo cuando ya está muy avanzada". La doctora ha añadido que "una de las líneas de investigación en las que están trabajando se centra en detectar la enfermedad desde el principio y no dejarla avanzar". "Prevenir esta enfermedad es un gran reto a nivel mundial, ya que lo más importante es evitar la diálisis y los trasplantes".