Alcanzar el desarrollo sostenible a través de la educación

La educación es la principal herramienta que tienen las sociedades para transformar su entorno y ofrecer a sus habitantes mejores condiciones de vida.

Según la Unesco, que es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, las metas educativas juegan un papel fundamental en el desarrollo sostenible.

 

El organismo ha trazado 10 metas para el año 2030 que involucran a la educación primaria, educación preescolar, que las personas puedan contar con habilidades para un trabajo decente y la alfabetización universal de la juventud, entre otras.

 

La idea es que, considerando esa fecha como límite, los Estados velen para que todos los niños y niñas finalicen sus ciclos de enseñanza de primaria y secundaria. La educación deberá ser gratuita, de calidad y equitativa, con la que se obtengan resultados pertinentes y eficaces.

 

El proceso debe ser igual para la educación preescolar, con la que se garantice que los alumnos están preparados para la enseñanza primaria. La Unesco también ha establecido que el acceso a la educación superior, técnica o profesional, se desarrolle en condiciones de igualdad para los hombres y las mujeres.

 

Compromiso político

Por otra parte, la enseñanza es un elemento que debe fomentarse como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se trata del compromiso político de las naciones para la educación y el desarrollo.

 

Además, el derecho internacional, los Derechos Humanos, las leyes nacionales y los compromisos políticos mantienen un resguardo sobre la educación para beneficiar a la mayor cantidad posible de personas.

 

Es decir, desde todos los flancos hay un especial interés para incentivar la enseñanza y conseguir que las próximas generaciones puedan contar con un planeta menos contaminado y alcanzar un desarrollo sostenible.

 

En Internet también se han realizado esfuerzos para llevar la educación a una escala global que permita empoderar a las sociedades más desfavorecidas. La educación a distancia, los cursos online gratis masivos y las transmisiones multimedia han sumado puntos para llegar a más personas.

 

Cada día hay nuevas apuestas digitales para llevar la enseñanza un paso más allá. Los analistas explican que está en auge la educación online. De hecho, según informan desde el portal cursosonlinegratis.eu, los cursos gratuitos son cada vez más demandados por la facilidad de aprender desde cualquier lugar.

 

En el sitio web han elaborado una recopilación de tutoriales, cursos certificados, vídeos y documentos que están disponibles a un clic de distancia para su difusión.

 

La educación a distancia se ha incrementado durante la última década por diversas razones, entre las que se encuentran los ordenadores y telecomunicaciones por un precio menor, aumento de la demanda educativa, mayores facilidades para que la población tenga acceso a las tecnologías de la información y la creación de interfaces más amigables.

 

Garantizar la sostenibilidad

El desarrollo sostenible de la sociedad humana se refiere a satisfacer las necesidades energéticas actuales sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones. Por este motivo se hace necesaria la transformación del actual modelo, en el que domina el uso de combustibles fósiles y sus derivados.

 

Son precisamente las naciones petroleras las que han dado el primer paso para migrar hacia el uso de las energías renovables, limpias y amigables con el medio ambiente. En este punto se pueden nombrar las políticas de cambio que han anunciado países como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos o Noruega, por ejemplo.

 

Para impulsar esta línea de acción y que se mantenga en el futuro, la educación juega un papel crucial. En un mundo cada vez más globalizado, es necesario conjugar estrategias para lograr el objetivo en un medio y largo plazo.

 

Todas las acciones a ejecutar tienen dos frentes en común: conservar el planeta y garantizar la supervivencia de las especies. La difusión de conocimiento a esta escala debe realizarse en el idioma universal, el inglés.

 

Esta lengua es la más utilizada en el mundo de los negocios y en la educación, por lo que su enseñanza constituye una pieza en el rompecabezas para contrarrestar los daños que ha sufrido la Tierra después de más de 100 años de explotación de sus recursos naturales.

 

En el ámbito gerencial y profesional, hay pruebas para valorar las capacidades de los alumnos que desean realizar estudios de negocios a nivel de postgrado. Una de las evaluaciones más difundidas es el examen GMAT.

 

El test es indispensable para aquellos aspirantes que desean matricularse en una maestría de administración de negocios. Para llegar preparados a la certificación, existen los cursos GMAT que ofrecen instituciones como la Academia Exam de Madrid. Los Cursos GMAT en Madrid han sido diseñados para que los estudiantes alcancen la máxima puntuación posible.

 

Análisis y gestión pública

La educación y el desarrollo sostenible están enmarcados en diferentes disciplinas, que van desde el derecho, la economía y la gestión pública. La idea es contar con líderes formados que den respaldo a las nuevas directrices que necesitan las sociedades.

 

Hay instituciones que ya han dado pasos en este sentido. Este es el caso de EAE Business School, que es la escuela de negocios especializada en la formación empresarial y de management. Fundado en 1958, el centro de estudios se ha convertido en uno de los más importantes de España.

 

Actualmente, la escuela ofrece su Máster Oficial en Gestión Pública y Análisis económico del derecho, con los que se busca aplicar razonamientos económicos para conseguir analizar las leyes y sus normas, como contratos, jurisprudencia y otros tipos de sistemas normativos.

 

La difusión del conocimiento requiere el esfuerzo de todos los sectores que involucran a una sociedad. Los centros de estudios están haciendo su parte, al igual que miles de Organizaciones No Gubernamentales, gobiernos nacionales y organismos multilaterales.

 

No obstante, la voluntad de cada persona por hacer del mundo un lugar mejor para vivir será el principal combustible que logre mantener estas acciones en el tiempo. Para conseguir el objetivo, la palabra clave es la educación; sin ella no será posible descifrar las soluciones que necesita el planeta Tierra.