Alcaldes del PSOE piden la 'cabeza' de su portavoz en la Diputación por su proximidad al PP

El detonante, una decisión en el último pleno de la Diputación de Salamanca, en el que se saltó lo acordado por el grupo socialista para 'abrazarse' a una moción popular, contraviniendo lo acordado en el seno de su propio partido.

'Marejada' en el PSOE de Salamanca. Un número importante de alcaldes ha solicitado este 14 de diciembre a su secretario provincial, Fernando Pablos, la destitución "fulminante" de su portavoz en la Diputación de Salamanca, Carmen García.

 

El motivo de esta demanda es el hecho de guardar una proximidad injustifcable con el PP de Javier Iglesias. El detonante, una decisión en el último pleno en el que se saltó lo acordado por el grupo socialista para 'abrazarse' a una moción popular, contraviniendo lo acordado en el seno de su propio partido.

 

Los hechos se han desencadenado en la tarde de este 14 de diciembre cuando, según fuentes fidedignas consultadas por TRIBUNA, un grupo de entre 20 y 30 alcaldes socialistas se ha reunido con Fernando Pablos en la sede del partido en la capital. 

 

En dicho encuentro han pedido de manera insistente la destitución de Carmen García como portavoz y máxima autoridad del grupo socialista en la Diputación. Según las mismas fuentes, han insistido con fuerza pese a los intentos de justificar lo injustificable.

 

El detonante ha sido la decisión quen la portavoz tomó por su cuenta y riesgo en el último pleno de la Diputación. En el mismo, se tenía que votar una modificación de crédito para dotar las polémicas subvenciones nominativas a los ayuntamientos, ayudas con las que el PP privilegia a muchos consistorios en los que gobierna con importantes cantidades económicas.

 

Esta misma medida fue rechazada el año pasado por el PSOE y lo previsto era abstenerse; así se había acordado en el seno del grupo socialista. Sin embargo, y tras haber defendido su postura, la portavoz socialista acabó votando a favor de la propuesta del PP lo que a la postre ha provocado la indignación de numerosos alcaldes.

 

Según ha explicado posteriormente, García decidió saltarse lo acordado con el resto de diputados del PSOE porque se lo pidió el presidente Javier Iglesias, motivo suficiente para dejar de lado las consignas de su propio grupo político.

 

La propia García lo ha tenido que explicar este 14 de diciembre a los alcaldes, lo que ha acrecentado el enfado de los ediles socialistas.