Alberto Garzón "se ha cargado el trabajo y la labor que desempeña la ganadería española"
Cyl dots mini

Alberto Garzón "se ha cargado el trabajo y la labor que desempeña la ganadería española"

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una rueda de prensa convocada ante los medios posterior al Consejo de Ministros, en Madrid, a 19 de enero de 2021.

Organizaciones profesionales y repesentantes políticos critican las declaraciones del ministro de Consumo en las que pide reducir el consumo de productos cárnicos. Salamanca es la provincia española con mayor número de reses.

La organización agraria Asaja Salamanca ha pedido hoy el "cese inmediato y sin miramientos" del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones sobre el consumo de carne, en las que recomendaba reducir los productos cárnicos en la dieta. "En tan sólo seis minutos que dura el vídeo publicado en las redes sociales de Alberto Garzón, ministro de Consumo, se ha cargado el trabajo y la labor que desempeña la ganadería española y, concretamente, la salmantina al ser la provincia con mayor número de reses del conjunto español", afirman en Asaja.

 

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, según Asaja, "utiliza datos sacados fuera de contexto y habla de los animales que se sacrifican en España, pero no de las exportaciones que ascienden a más de tres millones y medio de toneladas de carne y derivados que dan de comer al resto del planeta".

 

El "indocumentado ministro se atreve a comparar el consumo de carne con el alcohol, el tabaco o las drogas. Esta desfachatez no se puede permitir en palabras de un miembro del Gobierno y menos cuando la dieta mediterránea está considerada como una de las mejores del mundo, en la que se incluye la carne fresca". Las declaraciones "sectarias" son cuanto menos propias de una persona "insensata e ingenua, carente de la información precisa; sobre todo, al afirmar que la agricultura y la ganadería son responsables de la contaminación del planeta". Asaja, además, le califica como "ministro de la cizaña" que "ya atacó al sector remolachero y las bebidas azucaradas".

 

"Recordamos", añaden, "que según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, la producción ganadera de carne representa el 9 % del total de emisiones de Gases de Efecto Invernadero de nuestro país, incluido en el 12% del apartado total de la agricultura. Por el contrario, el transporte supone el 27% de esas emisiones, seguido por la industria con un 21 %; la generación de electricidad, 17 %; el consumo de combustibles, 8’5 %; o los procesos industriales y uso de otros productos, 8%.  También falso es que el consumo de agua sea tan desorbitado, puesto que en su mayoría se trata de agua de lluvia, que el ganado obtiene a través de la propia alimentación, no recursos que se resten a los recursos de agua de la población general".

 

Valoraciones políticas

 

Varios representantes políticos han valorado las declaraciones de Garzón. Según el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, "comer carne en su justa medida es bueno, lo más peligroso es tener al mando de la poítica a un señor que funciona a base de ocurrencias. No puede levantarse por la mañana y hacer un vídeo provoca un daño incontrolado". Como facultativo, Igea propone una dieta "equilibrada y variada" porque "lo malo es tener un ministro tan ocurrente". 

 

Desde el PSOE de Salamanca, por su parte, creen que "obviamente" el consumo de carne "es bueno y positivo, y además fundamental en Salamanca, donde existe la ganadería de vacuno más potente de toda España". "Estamos en contra" de las "desafortunadas" declaraciones de Garzón.