ALBA DE TORMES. Las obras en la muralla del Espolón permitirán el acceso al mirador

Propuesta. El Ayuntamiento presenta el proyecto al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local. Proyecto. Facilitar la estabilidad de los restos conservados y evitar que sigan produciéndose derrumbes
Roberto Jiménez

El proyecto básico y de ejecución para la restauración de la muralla del Espolón en Alba de Tormes ya está en manos del Ayuntamiento y listo para ser integrado en el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local. Precisamente, sólo resta la aprobación del Gobierno para que el próximo mes de mayo se adjudique el proyecto
El presupuesto de la inversión ascenderá a 422.890 euros que sumados al I.V.A. alcanza la cifra de 490.000 euros repartidos entre arquitectos. Una obra que deberá ejecutarse en seis meses por una empresa cualificada.

La obra se integraría dentro del apartado destinado a la protección y conservación del patrimonio histórico y paisajístico municipal que incluye miradores y otros hitos singulares para la valoración y disfrute del paisaje como parte del patrimonio cultural municipal.

Recuperación del mirador
Tras la ejecución del proyecto, turistas y vecinos de Alba de Tormes podrán acceder a través de una pasarela al mirador, antiguo puesto de vigilancia. La pasarela, cuya superficie será de 11 metros cuadrados, será laminada con bandejas de acero galvanizado, idéntica a las utilizadas en la obra de consolidación de estructuras realizadas por el arquitecto Pedro Iglesias, la cual permita la visita al público y disfrutar de unas vistas impresionantes desde el mirador.

Debido a que el presupuesto disponible no es suficiente para la ejecución total de remodelación del parque, en intervenciones futuras se pretende crear otra rampa para el acceso a la zona donde antes estaban ubicados los columpios consiguiendo así un recorrido turístico por toda la parte superior de la muralla. Además, en el futuro, se intervendrá en el resto de zonas de muralla colindantes y con menos peligro de derrumbe en la actualidad.

El objetivo será recuperar en gran parte el recinto amurallado con el fin de potenciar los recursos históricos y monumentales de la villa protegiendo y dando a conocer el patrimonio cultural municipal. Debido a la magnitud del terreno sobre el que es necesario intervenir se buscará garantizar la estabilidad de los restos aún conservados y evitar que continúen produciéndose derrumbes.

Para ello, se repararán los tramos deteriorados con materiales y técnicas similares a las constitutivas, es decir, con pizarra y morteros de cal. En la mayoría de los casos bastará con un rejuntado que mantenga la cohesión y estabilidad de la mampostería. También se sustituirá la barandilla existente por una más acorde al proyecto y uno de los elementos destacados será la puerta en valor de una hornacina existente.

Trabajadores
Un jefe de obra, un encargado, un oficial y un peón trabajarán durante 4 meses. Dos oficiales restauradores, tres peones especializados en restauración, lo harán durante dos meses y medio. Tres oficiales de primera, dos ayudantes de inyección y dos ayudantes de anclajes, durante dos meses; un oficial cerrajero y su ayudante, durante dos semanas. El resto, carpinteros y electricistas, trabajarán durante una semana.