Alaraz y el Banco de Alimentos de Salamanca se unen por la solidaridad

Cientos de personas participaron en una cena solidaria para reconocer la labor de este colectivo con la ayuda a los más necesitados.

Los vecinos de Alaraz y las autoridades que se desplazaron el pasado 25 de julio a esta localidad a compartir la cena solidaria organizada por el Banco de Alimentos no solo iniciaron las tradicionales fiestas de las Nieves, también reivindicaron otra forma de hacer fiesta patronal, con el prólogo de la cultura, de la solidaridad y de la entrega compartida.

 

Si cualquier iniciativa de la organización Banco de Alimentos despierta el apoyo de aquellos "que entienden la lucha contra una sociedad que destruye excedentes alimenticios mientras una parte de la población necesita estos recursos, el hecho de organizar una cena solidaria constituye la expresión más certera del espíritu de la misma: compartir el pan nuestro de cada día", apuntan desde la organización.

 

 

Por eso el polideportivo de Alaraz no solo se llenó de habitantes de una villa vinculada tradicionalmente a organizar actividades a favor de la organización, sino que sirvió para recibir a autoridades del calado del Subdelegado del Gobierno, Javier Galán, el gerente del ECYL Pedro Grijalba y la representante de Sanidad, Manuela Plaza.

 

Rostros y nombres que fueron uno más en torno a una mesa en torno a la cual celebrar, con motivo de las fiestas patronales de la localidad, el espíritu solidario y entregado de la organización del Banco de Alimentos, presente en Salamanca desde el 1998 y presidida en la actualidad por Godofredo García, que es miembro de la Federación Española de Bancos de Alimentos que agrupa a 55 organizaciones cuya sede europea está en París.

 

"El Banco de Alimentos de Salamanca participa de esa lucha constante contra la paradoja que resulta de destruir excedentes alimenticios en un momento en el que la crisis económica amenaza con dejar a cada vez más personas sin lo más básico: la comida. Comida que se compartió en una atmósfera de alegría en el polideportivo de Alaraz después de una tarde de fiesta en la que se celebró un rastrillo solidario en la plaza de la localidad, también dirigida a buscar apoyar al Banco de Alimentos", afirman.

 

En Alaraz no solo compartieron la mesa con alegría, "también muostraron el deseo y la intención de que a nadie le falte, y mientras haya iniciativas como estas, la esperanza de compartir aquello que nos sobra y que otros necesitan es una prueba de generosa alegría", concluyeron desde la organización.