Al Santa Marta se le resiste acabar el año con una sonrisa

Mito avanza con el balón (Foto: UD Santa Marta)

Derrota por la mínima (0-1) del UD Santa Marta ante el Real Ávila en un duelo que se resolvió a falta de diez minutos para el final a balón parado. 

Estuvo cerca pero no pudo ser. La UD Santa Marta perseguía cerrar la primera vuelta de la Liga y este 2018 con un triunfo que pusiera un broche perfecto a una trayectoria que mejora las expectativas. Sin embargo esa alegría se le resistió porque quería la victoria, un empate era bueno ante el Real Ávila y finalmente vio como a diez minutos del final de un duelo igualado, el trabajo se iba al traste en una acción a balón parado. 

 

A los puntos, o por aproximaciones al área, el duelo podría haber sido para la UD Santa Marta que sobre todo en el primer tiempo por mediación de Mito merodeó con peligro la portería visitante. Incluso vio como el colegiado le anulaba un tanto que materializó Lerma pero que no subió porque se apreció fuera de juego. 

 

El Real Ávila tiraba de experiencia en la segunda mitad para intentar frenar el ímpetu de los locales y el choque parecía abocado a un final igualado pero en partidos así las acciones a balón parado pueden ser definitivas y en ese tipo de jugadas el equipo abulense cuenta con varias piezas peligrosas. Así a diez del final encontró un córner en el que Josito llegó franco a rematar para hacer el 0-1. 

 

Muy difícil que a un equipo como el visitante se le marche una ventaja así con tan poco tiempo por delante y practicamente, pese a los intentos locales, no se jugó hasta que el colegiado decretó el final y así volaban los tres puntos que hubieran sido un broche merecido.