Al Club Deportivo Guijuelo le debe sonar ya el despertador

Los jugadores del CD Guijuelo durante un calentamiento previo a un partido (Foto: Teresa Sánchez)

No tiene tiempo que perder. El Club Deportivo Guijuelo debe desperezarse ya tras un inicio de Liga somnoliento que le ha llevado a situarse en zona de máximo peligro en sólo nueve jornadas. Hay que levantarse y poner una marcha más para 

No tiene tiempo que perder. El Club Deportivo Guijuelo debe desperezarse ya tras un inicio de Liga somnoliento que le ha llevado a situarse en zona de máximo peligro en sólo nueve jornadas. Hay que levantarse y poner al menos una marcha más para sumar de tres en tres y más cuando quien tienes enfrente es un equipo que ahora mismo está en tu misma situación. Como el equipo de Mateo, el Somozas también se encuentra metido en puestos de descenso así que ahora mismo los verdiblancos deben tomarse el partido en tierras coruñesas como un enfrentamiento ante un rival directo

 

Ahora es la Liga que le toca jugar al Guijuelo y cuanto antes se convierta en 'el mejor' de los que están luchando por abajo, antes podrá ponerse a pensar en otros objetivos. Por ahora es lo que hay. 

 

El equipo debe terminar ya con una mala racha de resultados que le han llevado a ceder en sus últimos cuatro partidos de Liga -Osasuna B, Tudelano, Ponferradina y Leonesa-, con once goles encajados por sólo dos marcados. Primero ganar en una seguridad atrás que se ha perdido y, después, encontrar fórmulas ofensivas para que Antonio Pino no se siga viendo como una isla en su ataque. El camino es fácil de vislumbrar pero ante el Somozas lo que hay que hacer es emprenderlo. 

 

Eso sí, esta vez lo que se van a encontrar enfrente es un equipo cuyo nivel de confianza no debe ser excesivo porque sólo ha ganado un partido -eso sí, fue al Tudelano a domicilio-,  en casa suma tres empates -uno ante la Ponferradina- y una derrota, y al que le cuesta mucho hacer gol porque tan sólo ha marcado cuatro en las nueve jornadas. 

 

Superada la vorágine copera y con la única incógnita en ese aspecto sobre dónde se jugará el partido ante el Atlético de Madrid, el equipo de García ha tratado de aislarse pensando en esa asignatura pendiente en que se está convirtiendo la Liga.

 

Para este encuentro el técnico cuenta con las bajas de dos fios en su once inicial, Carles y Raúl Ruiz, ambos por sanción, así que le tocará hacer retoques. En la lista, aunque en su c aso por lesión, tampoco están Ayub, Adriá y Álvaro. Por contra vuelven los convocados Ayala y Juliá.

 

El encuentro en el Alcalde Manuel Candocia comenzará a las 16.30 horas y será dirigido por el colegiado Eduardo Rodríguez García, del colegio asturiano.