Agua, gorros y sombra porque en Salamanca se caen hasta los pájaros del calor

Calor, mucho calor. Estaba avisado pero aun así no deja de sorprender que el verano se haya anticipado a primeros de junio. Cerca de 40 grados en Salamanca lo que ha provocado que a partir de las 13.30 horas muchas calles se hayan vaciado con la gente en busca de sombra y sino pertrechados con sombreros y agua, pero mucha.  

Desde principios de los ochenta no se recordaba una ola de calor así a primeros de junio. Al menos eso es lo que aseguran los datos estadísticos recogidos por las agencias especializadas. Entre 33 y 36 grados de máxima en las horas del mediodía en Salamanca con el sol cayendo de plano y sin una brisa de viento que llevarse a la piel.

 

Por eso la misma estampa se repetía en las calles de la capital bien desérticas, a lo que sin duda también ayuda el día festivo, o con personas que buscaban constantemente la sombra de los edificios, pertrechados bajo gorros y sombreros y en muchos casos con una botella de agua a mano

 

Agua, totalmente necesaria en días como este de calor (Foto: Teresa Sánchez)

 

Hasta las mascotas en su paseo habitual han sufrido los rigores de la temperatura que han buscado aliviar en alguna de las fuentes de la zona centro. Niveles inusualmente altos a estas alturas de año que se mantendrán durante los próximos días por lo que seguirá el nivel de alerta amarilla en Salamanca y su provincia. 

 

Buscando la sombra y con gorros (Foto: Teresa Sánchez)

 

RECOMENDACIONES FRENTE AL CALOR

 

Protección Civil ha incidido en el llamamiento para que los ciudadanos limiten la exposición al sol, se mantengan en lugares bien ventilados, ingieran comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, beban abundante agua o se vistan con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza.

 

Sus recomendaciones insisten también en evitar los ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día y en interesarse por las personas mayores y enfermas y aquellas que vivan solas o aisladas. Protección Civil ha advertido, además, que las altas temperaturas aumentan el riesgo de incendios, por lo que ha recomendado que se extremen las precauciones en este sentido.

Noticias relacionadas