Agridulce final para La Antigua CB Tormes, que vence 'sobrado' al Universidad pero se queda sin ascenso

César Yáñez firmó un inicio espectacular de partido con 13 puntos en el primer cuarto (Foto: CB Tormes)
Ver album

El conjunto local hizo un gran esfuerzo para sobreponerse a la victoria de San Andrés antes de su choque, que le dejaba sin la ansiada Liga EBA.

FICHA DEL PARTIDO

89 LA ANTIGUA CB TORMES (34+16+20+19): Opon 5, Herrero 10, Yáñez 15, Guissé 9, Lee 17 –cinco inicial- Elvira 0, Barriuso 3, Vázquez 10, Díaz-Munio 9, Fortuoso 8, Carcaño 3.

48 UNIVERSIDAD DE SALAMANCA (17+3+16+12): Alonso 5, Herrero 3, Calvo 10, Martínez 0, Martín 0 –cinco inicial- Ramírez 7, Mostaza 0, Frades 2, Mazur 4, Cano 13, Zazo 4, Lavado 0.

Árbitros: Sin eliminados por faltas.

Incidencias: Partido disputado en el pabellón de Würzburg.

La Antigua CB Tormes firmó un partido más que serio ante el Universidad de Salamanca para cerrar en segunda posición la fase de ascenso (89-48). Y lo hizo sobreponiéndose al mazazo sufrido la noche anterior al caer ante San Andrés de León y perder la posibilidad de depender de sí mismo para subir a Liga EBA.

 

Así, como se preveía, los leoneses vencieron a Filipenses en el choque anterior al de La Antigua y Usal, por lo que los dos salmantinos ‘solo’ se jugaban la segunda plaza de la clasificación.

 

san andres

 

A pesar de ello, el equipo dirigido por Fernando Merchante realizó un comienzo de encuentro excepcional, con un César Yáñez impecable en cada una de sus acciones, por encima de sus rivales.

 

Merchante propuso una presión asfixiante de sus hombres para mantenerlos concentrados tras el ‘palo’ sufrido el día antes y el equipo respondió a la perfección, siempre concentrado y funcionando como un gran grupo humano.

 

Secundó en el terreno anotador al poste salmantino el base Lee Vanderhorst, que volvió a hacer daño desde la línea de 6.75 metros y Rober Herrero, que logró asistir y rebotear en un partido ‘total’ del salmantino.

 

Con 30 puntos de renta al descanso, Fernando Merchante pudo premiar la temporada y el esfuerzo de todos sus hombres con minutos.

 

El club, además, repartió las camisetas y pantalones de la segunda equipación entre sus aficionados, sobre todo los canteranos que han apoyado al grupo de manera encomiable durante los tres días que ha durado la competición.

 

 

antigua tormes