Agricultura y Ganadería destina más de 17 millones de euros a la promoción del vino en terceros países

Con ello pretenden abrir nuevos mercados y aprovechar las oportunidades de las economías emergentes

Desde la puesta en marcha del Programa de Promoción de Vinos en Terceros Países en el año 2010, se han destinado más de 17 millones de euros para promover e impulsar la celebración de grandes acontecimientos a nivel internacional de gran relevancia dentro del sector vitivinícola. Estas iniciativas pretenden abrir nuevos mercados y aprovechar las oportunidades de las economías emergentes.

La iniciativa de promoción del vino en mercados de terceros países se encuadra dentro del Programa de apoyo al sector vitivinícola español aprobado por la Unión Europea, y se puso en marcha a raíz de la reforma de la Organización Común del Mercado del vino, aprobada por el Reglamento (CE) nº 479/2008, del Consejo de la Unión Europea, de 28 de abril de 2008. Esta OCM supuso un cambio para el sector, sus ayudas y las de promoción en mercados de terceros países, que tienen como finalidad mejorar la competitividad de la industria vitivinícola en aquellos países fuera de la Unión Europea con gran potencial como importadores de vino.

Estas acciones buscan posicionar en la mente del consumidor final a Castilla y León como productora de vinos de alta calidad, apoyándose en las denominaciones de origen más conocidas e introduciendo las de menor notoriedad. Asimismo, con este programa se persigue abrir nuevos mercados, especialmente frente al empuje de este sector en países del cono Sur, como Australia, Chile o Argentina, y aprovechando las oportunidades de las economías emergentes.

Desde 2010, la Junta de Castilla y León ha concedido al sector vitivinícola ayudas para la promoción del vino en terceros países por valor de 17.066.232 euros, que suponen el 50 % de los gastos auxiliables. Este importe ha permitido la realización de 381 programas de promoción de los vinos de Castilla y León, que han tenido como principales destinos Estados Unidos, China, México, Canadá, Suiza y Brasil.

Actuaciones para el 2012

Este año se van a destinar 5,9 millones de euros a la partida de promoción del vino en terceros países. Esta cuantía, que recoge todas las peticiones formuladas por las bodegas de la Comunidad, permitirá financiar el 50 % de los costes de las actividades que lleven a cabo las bodegas de Castilla y León en mercados fuera de la Unión Europea entre el 1 de julio de 2012 y el 30 de junio del 2013.

Van a ser beneficiarias de estas ayudas un total de 115 bodegas y cuatro Consejos Reguladores de denominaciones de origen de vinos de la Comunidad: Ribera del Duero, Rueda, Toro y Cigales. Entre los beneficiados, se encuentran bodegas que elaboran vinos con denominación de origen, vinos con indicación geográfica protegida y vinos de la Tierra de Castilla y León.

Los programas de promoción que han presentado las bodegas y Consejos Reguladores de Castilla y León para esta campaña tienen como destinos más importantes el mercado asiático -Japón y China fundamentalmente-, diversos territorios de Estados Unidos y Suiza.

Esta actuación da un impulso a las exportaciones dentro del sector vitivinícola, donde el objetivo es mantener la evolución positiva experimentada hasta la fecha. Así, disponer de una cartera de clientes diversificada permitirá a las bodegas conseguir una mejor posición competitiva que permita hacer frente a los nuevos retos del futuro.

Importancia del sector vitivinícola en Castilla y León

Castilla y León, con más de 75.000 hectáreas de viñedo, tiene una producción media de 2 millones de hectolitros de vino al año. El 86 % de la superficie de viñedo de la Comunidad se localiza en zonas de figuras de calidad vitivinícola, sumando cerca de 65.000 hectáreas.

En Castilla y León están reconocidas 12 Denominaciones de Origen Protegidas, de las que nueve son DO: Arlanza, Arribes, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda, Tierra de León, Tierra del Vino de Zamora y Toro; y tres son Vinos de Calidad: Valtiendas, Vallles de Benavente y Sierra de Salamanca. Además hay un Vino de la Tierra de Castilla y León que, con la entrada en vigor de la nueva OCM, pasa a ser IGP.