"Afortunadamente, en la casa de los empresarios solo mandan los empresarios"

Juan Antonio Martín Mesonero (c), flanqueado por el vicepresidente primero de Confaes, Juan Luis Feltrero (i) y el vicepresidente segundo, Pedro Belloso (d)

El presidente de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, recibió un cerrado aplauso durante su discurso al denunciar las amenazas que el vicepresidente primero, Juan Luis Feltrero, ha recibido por parte de un medio de comunicación.

Juan Antonio Martín Mesonero, presidente de la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos -Confaes- realiza un balance de "tranquilidad y normalidad" tras la Asamblea General celebrada ayer en el Palacio de Congresos.

 

"La aprobación de las cuentas de 2012 y los presupuestos para 2013 con un porcentaje tan alto de votos -92%- no deja de ser un aval a nuestra gestión, que nos permitirá seguir aportando calidad y cantidad a los servicios que damos a los empresarios", reconoce Martín Mesonero. "Es una gran satisfacción contar con el apoyo mayoritario de los empresarios para continuar con nuestro trabajo y nuestra obligación de generar riqueza en Salamanca", añade el empresario salmantino.

 

Por una parte, el visto bueno a los presupuestos tiene mucho que ver con la existencia de "unas cuentas saneadas para dar el mejor servicio al empresario" y la aprobación de la modificación de los estatutos para que los candidatos puedan concurrir a las elecciones sin el límite de dos mandatos existente anteriormente es "una muestra más de que en la casa de los empresarios solo mandan los empresarios y no, desde luego, ningún medio de comunicación", subraya Juan Antonio Martín Mesonero.

 

Amenazas a Feltrero

 

Por último, durante el discurso del presidente de Confaes en la Asamblea, Mesonero denunció con dureza que el vicepresidente primero de la Confederación, Juan Luis Feltrero, ha recibido serias amenazas por parte de un medio de comunicación provincial que son "de tal envergadura, que estamos expectantes para saber si las Administraciones son capaces de ejecutarlas. Si es así, habrán demostrado que están al servicio de este periódico y no de la sociedad y los ciudadanos que son los que les pagan". El discurso de Mesonero fue interrumpido en este punto por un cerrado aplauso de los empresarios, que le mostraron así su apoyo incondicional.

Noticias relacionadas