AESCO no se da por vencida y anuncia nuevas medidas contra la libertad de horarios

Benjamín Crespo durante su intervención en el pleno (foto:F.Rivas)

El presidente de la asociación interviene en el pleno municipal para pedir al equipo de Gobierno que dé marcha atrás

 

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCO) emprenderá “todas las acciones que están en la mano dentro de la legalidad” para evitar que se produzca la aprobación definitiva de liberalización de horarios en la ciudad.

 

Así lo ha detallado el presidente de AESCO, Benjamín Crespo, quien ha apuntado que, desde que el Ayuntamiento anunció la intención de presentar la solicitud, el gabinete jurídico de la asociación trabaja en ello para presentar las medidas legales que lo eviten.

 

Crespo ha realizado estas declaraciones después de su intervención en la sesión ordinaria del pleno municipal, donde ha pedido al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que dé marcha atrás a la solicitud a la Junta de Castilla y León de que Salamanca sea considerada Zona de Gran Afluencia Turística.

 

De aprobarse por la Administración Autonómica, las grandes superficies y tiendas de cadenas comerciales tendrían libertad para abrir en cualquier horario y en cualquier fecha, un permiso hasta ahora solo en manos del pequeño y mediano comercio con superficies comerciales menores a 300 metros cuadrados.

 

Aceptarlo en Salamanca, según Benjamín Crespo, crearía “disfunciones y desequilibrios”, por lo que AESCO, al igual que Cámara de Comercio y sindicatos, ha pedido que el Ayuntamiento “rectifique” y no siga adelante con una “propuesta hecha exclusivamente para grandes superficies con nombres y apellidos”.

 

Esta solicitud ya ha sido aprobada en el Consistorio, con el apoyo del Grupo Popular,  y ahora será la Junta la que decida una vez se emitan una serie de informes, un proceso en el que AESCO tratará de que la Administración Autonómica conozca su opinión desfavorable.

 

POSTURA AYUNTAMIENTO

 

Por su parte, el equipo de Gobierno, en palabras del concejal del área de Comercio, Enrique Sánchez-Guijo, que ha sido el encargado de responder a la petición de la asociación de comerciantes, ha subrayado que el Ayuntamiento mantiene su idea de que la medida será “beneficiosa” para la ciudad, en el caso de aprobarse definitivamente.

 

Sánchez-Guijo ha remarcado que “sí ha habido diálogo” y que se trata de no dejar en “desventaja” al sector de la ciudad en comparación con los territorios que le rodean como Madrid, Portugal, Ávila o Valladolid, donde ya es efectiva la libertad de horarios, u otras como Arroyo de la Encomienda (Valladolid) o Santa Marta de Tormes y Carbajosa de la Sagrada (Salamanca), que lo han pedido.

 

Por estos motivos, la propuesta de Zona de Gran Afluencia Turística “ha sido solicitada” frente a las opiniones en contra de colectivos como AESCO, a los que ha pedido que “abandonen propuestas proteccionistas” porque “la sociedad avanza”.