Adjudicadas las obras de cuatro parques tras más de diez meses de espera

El alcalde, enseñando uno de los planos de actuación en los nuevos parques.

Las obras, anunciadas en julio de 2017, llevaban pendientes desde octubre del año pasado. Se pensaron para ejecutar en año preelectoral: el pasado ejercicio, cuando se presentaron, no tenían presupuesto.

El Ayuntamiento de Salamanca ha adjudicado, seis meses después de iniciar el proceso y casi diez después de anunciar la obra, los contratos para la reforma de tres parques de la ciudad que estaban pendientes de arreglo. En total gastará algo más de medio millón de euros en un proyecto anunciado en julio del año pasado y que ha estado guardado, esperando su momento, mientras la plaza Julián Sánchez El Charro, una de las que será objeto de arreglo, languidece por falta de mantenimiento.

 

La adjudicación se ha hecho efectiva este día 19 de abril cuando el pliego de condiciones llevaba aprobado desde el día 17 de octubre. Sin embargo, ya se sabía que las obras no se iban a hacer durante 2017 en ningún caso: no había consignación presupuestaria. Se iban a dejar para el año preelectoral 2018 (para este año sí hay presupuesto) y, de hecho, apuntan a ser materia de fotografía para el comienzo del próximo curso político.

 

El Ayuntamiento de Salamanca había anunciado en julio de 2017 la inversión de unos 750.000 euros en el arreglo de cuatro parques que hace tiempo que necesitaban una puesta al día; las obra se han adjudicado por menos, a razón de uno por empresa. Se trata del citado de la plaza Julián Sánchez El Charro, dos plazas en el barrio de Pizarrales, plaza de la Mancha y de la plaza de la Enseñanza, y la plaza del Rollo en la calle Alicante. Estos son los planos mostrados en su día sobre su aspecto final.

 

 

 

En todos ellos se procederá a la reforma completa con la incorporación de nuevos juegos infantiles, aparatos biosaludables y zonas para perros, que implicarán un nuevo reparto del espacio (ya veremos el que queda para las zonas verdes) y puede que algo también habitual en casi todos los arreglos de parques que ha afrontado Fernández Mañueco: la falta de árboles y sombras.

 

Como lo fueran los solares convertidos en aparcamientos improvisados la pasada legislatura, el equipo de Gobierno ha convertido la reforma de parques en su política estrella de este mandato, con doce parques arreglados o estrenados. Tras los arreglos en La Alamedilla o Jesuítas y la creación de nuevos espacios, estos cuatro han sido los últimos de la lista.

Noticias relacionadas