Adjudicada la explotación de la cafetería del parque de La Alamedilla por más de 32.000 euros

Fachada del acceso al edificio de la cafetería.

El contrato salió durante el mes de febrero y se ha resuelto por cuatro años más. Incluye el uso de los aseos del local como baños de acceso público.

El Ayuntamiento de Salamanca ha adjudicado el nuevo contrato para explotar la cafetería del parque de La Alamedilla, que salió a licitación poco más de un mes atrás, en el mes de febrero. El establecimiento, de titularidad municipal, ha suscitado el interés de tres contratistas, pero al final se ha llevado el gato al agua el actual titular. Según las fuentes consultadas, ha ofrecido 32.300 euros, por encima del canon de licitación, y lo explotará otros cuatro años más.

 

El canon mínimo establecido era de 30.250 euros y, a partir de ahí, el tipo final dependerá de las ofertas de los aspirantes. El contrato es de cuatro años de duración y lo que se obtiene es la cesión de la explotación del recinto, que es de titularidad municipal en todo caso. El canon se revisará cada año en función del índice de garantía de competitividad del INE. 

 

El nuevo contrato incluye una cláusula para que el baño sea de acceso público. Eso ha supuesto la rebaja de una cantidad en el canon de unos 3.000 euros/año para que la empresa pueda contratar el servicio necesario para tener limpio y en condiciones el aseo.

 

La última adjudicación fue previa a la reforma que sufrió el parque hace casi tres años. La empresa que se lo quedó ofreció 33.800 euros, por encima del canon mínimo que se solicitaba entonces de 27.500 euros. La concesión permite explotar el edificio principal, incluida una terraza en la azotea superior. Y por supuesto los 112 metros cuadrados de terraza bajo la pérgola y frente a la fuente lúdica que se instaló tras la última reforma.

 

El contrato es una concesión demanial, es decir, se adjudica la explotación de un edificio titularidad municipal y nunca su propiedad. Como tal, está sujeto a un régimen de multas por incumplir las condiciones y, por ejemplo, el cierre por más de dos meses implica la finalización del contrato.