Adiós al doctor Ortega tras 45 años al servicio de La Glorieta: "Me siento querido y respetado, sólo puedo dar las gracias"
Cyl dots mini

Adiós al doctor Ortega tras 45 años al servicio de La Glorieta: "Me siento querido y respetado, sólo puedo dar las gracias"

Antonio Barrera, el doctor Ortega y Pablo y Manuel Chopera minutos antes de descubrir la placa

Tras 45 años como cirujano jefe de la enfermería de la plaza de toros charra, el doctor Ortega se despide. En su lugar queda ahora la doctora Beatriz Montejo. 

A sus 76 años el doctor Luis Ortega Martín Corral ha hecho su último paseíllo a la plaza de toros charra, 'La Glorieta este jueves, 9 de septiembre de 2021. Lo ha hecho durante un homenaje que los empresarios de la plaza han preparado para despedirle como merece.

 

Minutos antes de la hora prevista, y tras la celebración del sorteo de la corrida que tendrá lugar esta tarde a cargo de Domingo López Chaves, José María Manzanares y Roca Rey, se ha descubierto una placa en la que se reconoce su profesión como cirujano jefe de la enfermería de la plaza "con ejemplar y valiosa dedicación durante 45 años". 

 

 

"Ha sido una sorpresa, no lo esperaba. Ha sido una gran satisfacción en mi despedida como cirujano de esta plaza de toros". El doctor ha asegurado sentirse "querido y respetado y sólo puedo dar las gracias, gracias y gracias". Lleva asistiendo la enfermería desde 1974 y a los 'mandos' desde 1996, "con lo cual he estado muchos años", ha puntualizado.

 

Físicamente asegura sentirse "bien", pero son ya 76 años así que ya los veré desde el "balconcillo de toda la vida. No se me ha olvidado ser cirujano pero lo he pospuesto para no recordar". En su lugar queda ahora la doctora Beatriz Montejo. Ortega deja claro que a lo largo de los años la enfermería "ha cambiado mucho". 

 

Entre las últimas cogidas y más graves que atendió se encuentra la de Miguel Ángel Perera en el año 2015. Dos horas de intervención ante una cornada que afectaba al recto, arterias ilíacas, músculo psoas (abdominal) y la vejiga... entre otros. Fue el propio matador de toros, una vez fue dado de alta, el encargado de agradecer públicamente al doctor: "Doy gracias por haber caído en las manos del doctor Ortega y en una plaza como Salamanca"

 

También la del banderillero, Agustín Serrano, con una herida abdominal. Sufrió una importante cornada cuando entraba a poner su primer par de banderillas en el tercer toro de la tarde, que a la postre sería el del triunfo del matador salmantino, Juan del Álamo. Tras una primera operación en la plaza, se le trasladó al hospital Clínico. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: