Adiós a la roca que bloquea el paso subterráneo al hospital para hacer una rampa de peatones y bicis

Acceso actual por el portillo de San Vicente.

El Ayuntamiento gastará 424.000 euros en eliminar la roca que bloquea el paso subterráneo al hospital para hacer una rampa de uso exclusivo para peatones y ciclistas.

El Ayuntamiento de Salamanca, en la reunión de la Comisión de Bienes y Contratación, ha dado el visto bueno al proyecto de acceso peatonal y ciclista al Hospital Clínico y Campus Miguel Unamuno desde el centro histórico por Portillo de San Vicente. Esta actuación contará con un presupuesto de 424.319, 91 euros.

 

En la intervención se eliminará la roca subterránea que bloquea el paso para abrir una calle en rampa de uso exclusivo de peatones y de ciclistas. De este modo se busca facilitar que las personas con movilidad reducida o en silla de ruedas puedan utilizar este nuevo itinerario. Además, se construirá un carril bici que conecte el existente en el Paseo de Francisco Tomás y Valiente con la confluencia de las calles García Tejado y San Vicente, en la calle Portillo de San Vicente.

 

A estas actuaciones, que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses, se suma la colocación de una barandilla antiescalable de hierro, el pintado de marcas viales y la instalación de luminarias. Estas intervenciones se enmarcan en las diversas iniciativas que desarrolla el Ayuntamiento de Salamanca para mejorar la accesibilidad y la movilidad en las calles de la ciudad.