Adiós a la calefacción central: 37.000 viviendas de Salamanca se preparan para iniciar los trámites
Cyl dots mini

Adiós a la calefacción central: 37.000 viviendas de Salamanca se preparan para iniciar los trámites

Calefacción

El 1 julio las construcciones de más de 20 viviendas que mantengan calefacción central tendrán que haber presentado un proyecto para sustituirla por sistemas de consumo individual. Estos son los plazos.

La cuenta atrás para decir 'adiós' a las clásicas calefacciones centrales se inicia en menos de una semana. El 1 de febrero, las viviendas de algunas zonas del país tendrán que haber dado el primero paso para sustituir las calefacciones centrales por sistemas de consumo individual. En el caso de Salamanca, el plazo no es mucho más generoso y en menos de 6 meses las viviendas afectadas tendrán que tener ya un proyecto para sustituir su calefacción central y entre 2022 y 2023 ya no habrá viviendas con este tipo de climatización: ahora hay 37.000, una de cada cuatro.

 

Se trata de la fase final de un proceso que se inició en 2018 con la aprobación de la norma que obliga a que todos los edificios con calefacción central que no resulten exentos de la obligación, por no ser rentable o técnicamente inviable, deberán instalar contadores de calorías o repartidores de costes de lectura remota, es decir, contadores individuales. Los primeros son los de las zonas más frías del país. La norma se vio paralizada y en agosto pasado se le dio luz verde, y ahora su implantación es definitiva.

 

Tras León, Burgos, Soria y Ávila, las provincias castellano y leonesas situadas en la zona climática D serán las siguientes en aplicar el Real Decreto. Y en ese grupo está Salamanca. El día 1 de julio las construcciones afectadas, las de menos de 20 viviendas, tendrán que tener al menos un presupuesto. Y el 1 de diciembre es la fecha tope para los de menos de 20 viviendas. A partir de ambas fechas, tendrán 15 meses para que la instalación esté operativa: entre el 1 de octubre de 2022 y el 1 de marzo de 2023.

 

La medida afectará a cerca de 1,5 millones de hogares en toda España (el 6,9% del total), pero ¿qué edificios estarán obligados a adaptarse? En concreto, se verán afectados los edificios con sistemas de calefacción o refrigeración construidos antes de la aprobación del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios de 1998, ya que todos los posteriores ya están obligados a instalar dispositivos de contabilización individuales. Es decir, afectará a edificios de viviendas con más de 20 años. Estarán obligados todos salvo aquellos en los que no sea rentable: que no puedan recuperar la inversión hecha en unos 4 años.