Adif cambiará las traviesas de la línea férrea Salamanca-Ávila tras años sin inversiones

Adif invertirá 175 millones hasta 2021 en cambiar traviesas de las líneas de tren convencional, entre ellas la conexión Salamanca y Ávila, para mejorar su fiabilidad y seguridad.

Adif prevé invertir 175,5 millones de euros hasta 2021 en cambiar traviesas de las líneas de tren convencionales con el fin de mejorar su seguridad y fiabilidad, según informó la compañía pública gestora de las infraestructuras ferroviarias. Entre los corredores afectados, el que une Ávila, Medina del Campo y Salamanca que hace años que necesita inversión para mejorar la línea, muy deteriorada y que ha obligado a reducir la velocidad y aumentar los tiempos de viaje. El grueso de las inversiones no llegará hasta 2020.

 

El tren convencional Salamanca-Ávila ha sufrido más de cien retrasos en los cinco primeros meses de este año. Un tren que usan 375.000 viajeros cada año y que es una opción al Alvia pero que presta un servicio deficiente por la falta de inversión a la que se ha visto sometido por los gobiernos 'populares' durante los últimos años.

 

El tren tarda ahora 15 minutos más que hace unos años por el creciente desinterés en la línea y la falta de actualización. Renfe tiene previsto mantener todos los servicios actuales del tren Salamanca-Ávila-Madrid. Las actuaciones previstas incluyen recuperar este año los tiempos de viaje, que hace casi tres años que se aumentaron por culpa del mal estado de la línea: el tren ha tenido que ralentizar su marcha por este motivo.

 

La inversión se enmarca en la apuesta por el mantenimiento de la red convencional que acomete la compañía dependiente del Ministerio de Fomento y constituye casi la mitad de los 346,45 millones que tiene programado destinar a este fin hasta 2030. No obstante, en virtud del plan de sustitución de traviesas, Adif no comenzará a realizar destacadas inversiones en este elemento de la red hasta 2020.

 

En concreto, el plan programa 1,4 millones de inversión en 2019, y 88 millones y 86,1 millones, en 2020 y 2021, respectivamente. Las vías en las que se cambiarán las traviesas están repartidas en las distintas comunidades, como son Castilla y León y Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura, Cataluña, Navarra y Aragón.

 

Por líneas, entre los principales corredores en los que se realizará la sustitución figuran el que une Ávila, Medina del Campo y Salamanca, los que conectan Utrera y Fuente la Piedra o Los Naranjos y Huelva, la conexión entre Barcelona y Molins del Rei, y los enlaces de Zaragoza con Tarragona y Calatayud, entre otros.

 

El anterior Gobierno reconoció la cuantía de las inversiones hechas en la línea en los últimos años, pero que este 2018 se reducen a '0' euros: no hay ninguna partida para los tramos salmantinos. La conexión, con tramos en Ávila y Segovia, ha recibido 3,8 millones desde 2011, medio millón de euros de media cada año, claramente insuficiente para las necesidades de mantenimiento de la línea.