Adelántate a la Navidad y regala ya tu sangre

Se acerca el final del año y la Hermandad de Donantes de Sangre Salamanca pide un esfuerzo a los ciudadanos para que acudan a donar en noviembre y diciembre. Hay que reponer existencias de sangre pero, sobre todo, escasean grupos como el 0 negativo y AB negativo.

DÓNDE DONAR

 

Hospital Virgen de la Vega, planta baja (Antiguo Banco de Sangre).

 

Paseo de San Vicente, 58 - 37007 Salamanca.

 

HORARIO

 

De lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

 

Primer y tercer sábado de cada mes (no festivos) de 10:00 a 14:00 horas.

 

 

Las campañas de concienciación, la labor constante de la Hermandad de Donantes de Sangre y el buen trabajo de los profesionales del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León han logrado que entre enero y septiembre de 2015 se hayan producido, en Salamanca, 11.361 donaciones de sangre, una cifra que pronuncia con satisfacción Rogelio Carrasco Cabezas, el presidente de la Hermandad, porque ya supera a la de todo el año pasado -267 más-, y todavía quedan tres meses por contabilizar. “Estamos muy agradecidos”, insiste, “pero estamos seguros de que aún más agradecidos estarán todos los enfermos que la han recibido”.

 

Sin embargo, a pesar de estos buenos datos, hoy, con las fechas navideñas tan cerca, hay que hacer una llamada para animar a los ciudadanos a seguir colaborando. Vienen días en los que se marcha mucha gente, entre ellos gran cantidad de estudiantes; hay mucho movimiento poblacional y, además, más accidentes, “sin olvidar que los enfermos no se van de vacaciones”, añade Carrasco Cabezas. Es necesario ‘reponer existencias’ y, especialmente, con la mirada puesta en enero, el peor mes del año en cuanto a numero de donaciones. Actualmente, la mayor necesidad es la de sangre 0 negativo y también de AB negativo –esta última, por ser la menos frecuente-.

 

 

Rogelio Carrasco Cabezas, presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre

 

En Salamanca, hay 16.000 donantes de sangre activos, es decir, aquellos que han donado al menos una vez en los últimos tres años. La mayor parte, un 40%, son personas con edades comprendidas entre los 18 y los 32 años; un 30% de 33 a 47 años y, el resto mayores de 48. Por tanto, hablamos de que la gran mayoría de los donantes es menor de 50 años, una buena noticia, porque todavía les quedan muchos años como donantes. Rogelio Carrasco apunta que por eso es tan importante “cuidar la cantera”, para que los jóvenes se vayan incorporando. De ahí, el empeño en mantener su tarea de promoción, con visitas a los centros escolares y a las universidades.

 

 

Un grupo de personas espera su turno para donar sangre

 

Donar sangre es “sencillo, relativamente cómodo, y no supone ningún deterioro porque se repone rápidamente y lo más importante, ayudas a mejorar y salvar la vida de las personas”, explica el presidente de la Hermandad, quien en sus charlas siempre se dirige a los más jóvenes con argumentos como este: “Donar sangre es dar algo que es tuyo, que sale de ti, que no depende de tu dinero, ni de tus capacidades; que tu sólo has fabricado. Y tu sangre, lo que entregas va a llegar directamente al corazón de la otras personas”.

 

 

REQUISITOS PARA DONAR SANGRE

 

Tener ganas de dar vida.

 

Tener entre 18 y 65 años. Con más de 65 años, si ya eres donante y te encuentras bien de salud, es posible que puedas seguir donando, consulta al médico.

 

 Pesar más de 50 kilos.

 

 Haber desayunado o transcurrido 2 horas y media después de la comida de medio día.

 

 Si estas tomando alguna medicación, consúltalo.

 

 Consulta si has padecido enfermedades infecciosas importantes (hepatitis, brucelosis, malta, sífilis, paludismo), o si has estado en contacto con ellas en los últimos 4 meses.

 

 Si no has sido intervenido quirúrgicamente en los últimos 4 meses.

 

 Si padeces alguna enfermedad crónica, siempre consulta con el médico.

 

 No haber estado embaraza o haber abortado en los últimos 6 meses.

 

 No haber donado sangre en los 2 últimos meses, siempre que no superes el número de 4 donaciones (los hombres) y de 3 donaciones (las mujeres) al año.