Actualizado 12:45 CET Versión escritorio
Salamanca

'Adares', eterno en su rincón predilecto de Salamanca

La ciudad de Salamanca ha inmortalizado al poeta Remigio González Martín, conocido como 'Adares', con la colocación de una escultura póstuma de Agustín Casillas en la Plaza del Corrillo, un lugar que frecuentó durante años para hablar de literatura y ofrecer sus versos.

Publicado el 27.12.2017

Se trata de una obra con dos metros de altura y casi un metro de ancho, fundida en bronce y que presenta al poeta caminando en recuerdo a su habitual recorrido por la calle San Justo hacia la Plaza del Corrillo.

 

Agustín Casillas modeló a 'Adares' con su característica barba, gorra visera a la cabeza, bufanda y el zurrón en el que guardaba sus poemas una pieza que desde ahora se podrá ver en el lugar al que el propio artista denominó su "Cátedra de Poesía".

 

El poeta 'Adares', autor de más de 30 poemarios en solitario y que murió hace casi 17 años cuando tenía 77, permanecerá en un sitio que visitó cada día y al que se acercaban amigos y amantes de la literatura para conversar con él.

 

En cuanto al autor de la escultura, Agustín Casillas, fue distinguido con numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su trayectoria artística, entre los que destacan el Primer Premio Nacional de Escultura, la Primera Medalla Nacional de Escultura o el Primer Premio Regional de Escultura.

 

Es autor de numerosas obras de carácter público, que se encuentran en su mayor parte ubicadas en Salamanca. Entre sus esculturas están la del Lazarillo y el ciego, junto al Puente Romano de la ciudad; la de La Celestina, en el Huerto de Calixto y Melibea; el busto de Diego de Torres Villarroel; la escultura de Rafael Farina que se encuentra en la Vaguada de la Palma; o el medallón dedicado a Cervantes en la Plaza Mayor de Salamanca, entre otras muchas.

COMENTARComentarios

  • #3 Mago

    31/12/2017 00:12

    El pobre hombre no tiene la culpa que cuatro culturillas de la izquierda hayan embarcado al Alcalde para poner ese adefesio en el corrillo lugar emblematico de Salamanca donde los antiguos mercados negocios y guerras locales deberían ser objeto de homenaje por su mayor calidad. Cuanta culturiilla y oropel pulula por esta Salamaca culta
  • #1 Francisco José Jaspe y Anido

    27/12/2017 17:19

    No me parecer mal que de un tiempo para esta parte muchas ciudades de España se han llenado de esculturas en la calle: fotógrafa o La Regenta en Oviedo, las estrambóticas y entrañables dos Marías en el Parque de la Alameda de Santiago...Lo que si cuestiono es el tamaño. ¿Por qué no en tamaño real? ¿Qué necesidades de tener gigantes en las calles? Eran gente humana y pasarían mejor los años en su tamaño y en su sitio: cierto que puede que Adares hubiera preferido estar sentado en los escalones de El Corrillo querido donde tantas veces lo vimos charlando de poesía o de la vida.
  • #2 Lazaro

    28/12/2017 00:11

    Que horrible de estatua