Acusan a un constructor de estafar más de un millón de euros

Víctimas. Los afectados denuncian que les vendió chalés y tras recibir el dinero no se los entregó
e. g.

Varios afectados –se han presentado en torno a ocho denuncias, aunque aseguran que las víctimas superan la cifra– acusan a un constructor de 31 años de haberles estafado. El empresario ha permanecido varios años en paradero desconocido –fue localizado en Punta Cana– y este fin de semana regresó a Salamanca, momento que aprovecharon los afectados para ponerlo en conocimiento de la Guardia Civil, quienes le detuvieron al mediodía de ayer, aunque por no disponer de la documentación, según informaron algunos de los afectados, ya que el Juzgado de Instrucción número 4, que lleva la causa –y que tenía que haber dictado la orden de arresto por este motivo– no se encontraba de guardia este fin de semana.

El constructor, F. J. U. B., cometió presuntamente varias estafas desde el año 2006. El supuesto fraude consistió en la venta de varios chalés en Miranda de Azán, entre otros municipios, sin que finalmente entregara las viviendas a los compradores, según aseguraron los afectados. Incluso, algunas de las viviendas presuntamente se las vendió a varios compradores a la vez. Cuando se dieron cuenta del presunto fraude, ya no pudieron localizar al constructor, al encontrarse en paradero desconocido, concretamente, en Punta Cana. Los afectados denunciaron a la Justicia, aunque en 2008 el juez encargado del caso lo archivó al no poder citar al acusado por no encontrarse en el país.

Aprovechando que este fin de semana regresó a Salamanca, los afectados avisaron a la Guardia Civil. Además, varias víctimas le persiguieron en el coche hasta retenerlo.