Acuerdo para poner en marcha la acogida de refugiados en Salamanca

Instituciones y entidades sociales se han reunido esta mañana para acordar el plan de actuación para los refugiados. Foto: F. Oliva

Instituciones y entidades sociales se han reunido esta mañana para acordar el plan de acogida de refugiados en Salamanca, organizado en dos fases y con el que se pretende brindar alojamiento temporal y una futura integración cuando lleguen refugiados.

El Ayuntamiento de Salamanca, la Diputación Provincial, Cruz Roja, ACCEM y Cáritas han acordado el plan de trabajo para garantizar la acogida e integración de los refugiados de la guerra de Siria. Este protocolo de actuación se enmarca en el Pacto Institucional y Provincial suscrito por las cinco instituciones y ONG’s y no supone merma alguna en la ayuda al resto de personas en dificultad.

 

En la reunión mantenida esta mañana por el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, el presidente provincial de Cruz Roja, Jesús Juanes, el  coordinador territorial de ACCEM en Castilla y León, Daniel Duque, y la directora de Cáritas  Diocesana, Carmen Calzada, se ha aprobado este plan, que es fruto del trabajo, la colaboración y coordinación de las cinco entidades. El programa de trabajo se divide en dos fases: acogida e integración.

 

En la primera fase está previsto un alojamiento temporal en el albergue municipal Lazarillo de Tormes, donde las personas acogidas permanecerán como máximo una semana para posteriormente pasar a residir en una vivienda. En esta fase se realizará también una evaluación de las necesidades, se tramitarán las ayudas necesarias para alimentación, farmacia y se gestionará la documentación administrativa pertinente, como empadronamiento, tarjeta sanitaria o escolarización, a la vez que se prestará atención psicológica o jurídica.

 

En la fase de integración, está previsto elaborar un proyecto individualizado de intervención, que incluye información, orientación y asesoramiento; derivación a los recursos existentes, como cursos de aprendizaje del español o formación para el empleo.  Se realizará también un seguimiento y una valoración final.

 

Estas actuaciones se enmarcan en el Programa Global de Protección Internacional del Ministerio de Empleo, que es el organismo competente en España para los Procesos de Acogida e Integración de las personas acogidas. El fin último es ofrecer una respuesta integral, adecuada y normalizada a las necesidades de estas familias para facilitar su integración en Salamanca.

 

Tanto las ONG’s como las instituciones reiteran que Salamanca, ciudad y provincia, tiene la capacidad suficiente para garantizar una acogida digna a refugiados e insisten en la colaboración y coordinación no sólo local y provincial, concretada en este Pacto Institucional, sino también con la Junta de Castilla y León, el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).  Está abierto, además, a otras organizaciones y personas que estén interesadas en colaborar y aportar sus recursos para que las personas afectadas encuentren en Salamanca su nuevo hogar.