ACLAD lucha contra la explotación sexual y la trata ayudando a unas 900 mujeres cada año

La ONG, con una de sus sedes en Valladolid, reivindica todos los 23 de septiembre la explotación sexual y la trata de mujeres y niños.

Con más de cuarenta años de trayectoria, la ONG Aclad con sede en Valladolid, León, Burgos y Palencia trata desde sus inicios ayudar a las mujeres. Años anteriores comenzaron con un programa para ofrecer cuidados y asistencia a las mujeres víctimas de trata, desde que este programa está funcionando ayudan a unas 900 mujeres por año en las tres sedes en las que ofrecen estos servicios, no estando Burgos entre ellas.

 

El 23 de septiembre es el día mundial contra la trata y la explotación sexual de personas. Su director, Luis Iglesias, asegura que “la trata es algo bastante complejo de poder detectar”, para ello asisten a las carreteras donde saben que se ejerce la prostitución o a los clubes para ofrecer asistencia médica gratuita a las chicas.

 

También acuden a diversos pisos en los que se ejercen estas labores, gracias al trabajo de coordinación y equipo que mantienen con la Policía, la Guardia Civil y la UCRIF (Unidad central de redes de inmigración ilegal y falsedades documentales) pueden saber dónde se encuentran estos pisos, que normalmente son muy difíciles de localizar.

 

Un dato curioso que ha contado el director a TRIBUNA es que, antiguamente, localizaban a las mujeres víctimas de trata a través de los anuncios de los periódicos.

 

Este año, con la pandemia, llevan 700 casos en nueve meses porque “la situación ha sido bastante compleja”. “Muchos de los pisos y los clubes cerraron, aunque otros siguen trabajando de manera oculta”, asevera el director. La situación se agravó cuando con el confinamiento se vieron obligados a cerrar “muchas de estas personas viven en esos mismos pisos y gracias a la Junta les hemos podido ofrecer ayuda para alojamiento, alimentación, mascarillas, gel hidroalcóholico”, entre otros.

 

Cuando ya tienen localizadas a las chicas después de ellas aceptar la asistencia médica, comienza un “servicio médico con parte psicológica y parte social”. El objetivo es ayudarlas a salir de esa vida, pero han de hacerlo con cuidado porque “tienen mucho miedo”. El director cuenta que muchas de ellas tienen una deuda o tienen a sus familias amenazadas en su país de origen”.

 

Para detectar el rango de la situación han de llevar a cabo “una terapia psicológica”, a través de esta se descubre que “muchas de ellas han tenido abusos sexuales”. Cuando las mujeres aceptan la ayuda, desde la ONG con su equipo formado también por “trabajadores y educadores sociales”, hacen una labor de “inserción laboral y búsqueda de empleo”.

 

Además, aquellas que lo deseen, porque son un alto porcentaje de mujeres extranjeras, podrán acceder al “retorno voluntarioa su país, sin embargo, muchas de ellas prefieren quedarse porque llegaron a España huyendo de unas condiciones muy malas y, entonces, les ayudan a la búsqueda activa de empleo. Todo esto cuando hayan podido superar todos sus traumas y miedos.

 

Este año, para concienciar sobre el tema y el día de la trata y la explotación sexual, el 23 de septiembre, desde la Asociación han emitido un vídeo en el que su protagonista es la actriz, Esther Regina, en el que se explica la función de la ONG y su objetivo, así como las consecuencias de este problema.

La trabajadora social de ACLAD ayudando a las víctimas de trata en un taller de orientación laboral

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: