Acepta seis años de prisión por incendiar un vehículo en el Parking de Santísima Trinidad y pide perdón "de corazón"

El acusado en el banquillo de la Audiencia Provincial (Foto: T. Navarro)

El sintecho que provocó fuego en un vehícuko en el interior del parking de la Santísima Trinidad acepta seis años de prisión y pide que "le perdonen de corazón, lo hice porque estaba mal". 

El acusado de incendiar un vehículo en el interior de un vehículo en la Santísima Trinidad, A.B.J., se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial este 28 de noviembre. A escasos minutos de comenzar el juicio oral, se ha declarado culpable de los hechos que se imputaban y ha aceptado los seis años de prisión que le pedía la Fiscalía.

 


 

Un acuerdo, en el que además, este sintecho ha pedido perdón por lo que ha hecho. "Que me perdonen de corzzón, lo hice porque estaba mal", alegando que es consumidor habitual de drogas. La Fiscalía pedía para él cinco años por el incendio del vehículo y uno más por robo con fuerza a la pareja que se encontraba en el interior del vehículo. 

 

LOS DATOS

El fuego se detectó pasadas las seis de la madrugada del 31 de octubre de 2018 en un turismo que acababa de estacionar, se propagó a otros cuatro coches y causó daños importantes en las instalaciones del aparcamiento. Según todos los indicios el fuego fue intencionado y la imagen del supuesto autor quedó recogida en las grabaciones de las cámaras de seguridad del recinto.

 

El coche incendiado accedió al aparcamiento a las 5.55 horas. Al estacionar el vehículo, una persona que permanecía en el interior de las instalaciones se dirigió a sus ocupantes, una pareja de edad avanzada. Cuando los ocupantes del vehículo salieron a la calle, el sospechoso se dirigió al coche, estuvo junto al mismo en actitud sospechosa durante algunos minutos, abandonó el recinto por la calle Nueva de San Bernardo y, poco después, el coche entró en combustión.

    

La detención del sospechoso se produjo a las 9.20 horas en una cafetería de la calle Zamora, cuando estaba provocando varios incidentes con los clientes del establecimiento. Las grabaciones de las cámaras de seguridad del aparcamiento recogen las primeras imágenes de ese hombre, con chaqueta y pantalón azules, cubierto con un gorro de baño y con un bastón, hacia las cuatro de la madrugada, permaneciendo en el recinto hasta el incendio del vehículo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: