Actualizado 03:16 CET Versión escritorio
Salamanca

Acantilados en el Duero: una ruta por los cañones y miradores de Las Arribes

Un paseo por localidades como Aldeadávila de la Ribera, Mieza, Saucelle o Hinojosa de Duero no dejará indiferente al viajero por sus vistas privilegiadas sobre el Duero y sus cañones

Publicado el 05.08.2018

Salamanca es una provincia de contrastes. Llanura, meseta, montañas y acantilados. Todo ello lo podemos encontrar en su extenso territorio, que sorprende al visitante en cada una de sus comarcas por la diversidad de sus paisajes.

 

Hoy proponemos un viaje por lo que se ha dado en llamar acantilados de agua dulce y sus miradores en distinto puntos de Las Arribes donde contemplar el río Duero y sus cañones en todo su esplendor. Las Arribes del Duero es un territorio que se extiende por el oeste salmantino, donde el río hace frontera entre España y Portugal y donde su devenir a lo largo del tiempo ha excavado cañones de paredes rocosas. Para contemplarlas se han habilitado miradores en distintos puntos del recorrido del río y desde donde contemplar también su flora y su fauna, todos ellos accesibles desde carreteras y señalizados.

 

Quizá algunos de los más famosos sean los ubicados en Aldeadávila de la Ribera como el Picón de Felipe o el balcón del Fraile, desde donde se observan increíbles vistas de las paredes de roca y de archiconocida presa de Aldeadávila. Además, también pueden visitarse los miradores de Iberdrola, desde donde se tienen vistas privilegiadas de la presa y del cañón del río.

 

 

Además, otros miradores que merece la pena visitarse se encuentran en localidades cercanas como Mieza, Pereña de la Ribera o Villarino de los Aires. Localidades donde La Code, La Faya o la ermita de la Virgen no dejarán indiferente al visitante. Para completar este paseo por los miradores de Las Arribes se ha puesto en marcha la ruta de miradores 'Paisajes de Las Arribes', que incluye 'balcones' a parajes espectaculares en otras localidades de la comarca.

 

Se trata de una ruta que recorre Ahigal de los Aceitero y su Púlpito de Las Monjas, La Fregeneda, Hinojosa de Duero, Saucelle y Vilvestre. Todo un recorrido por el corazón de la comarca para conocer el río y su entorno natural, con una flora y una fauna autóctona para sorprender al viajero.

COMENTARComentarios