Acaip no participará en las celebraciones de la patrona de prisiones en Topas

Por el enfrentamiento con la Administración debido ala falta de personal.

Un año más se acerca la festividad de la patrona de los funcionarios de prisiones, Nuestra Señora de la Merced (24 de septiembre), que un año más conlleva la celebración de actos oficiales para conmemorar esta fecha.

 

El sindicato Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de II.PP.), mayoritario en el C.P. de Topas y en el conjunto de los centros penitenciarios de la Secretaría General de II.PP. no acudirá, un año más, a los actos organizados para conmemorar la festividad de la patrona de los funcionarios de prisiones.

 

Considera que dada la situación de “conflicto y movilización” de este sindicato con las autoridades penitenciarias, “así como el empeoramiento progresivo de nuestras condiciones laborales, llegamos a la conclusión que tenemos poco o nada que celebrar”.

 

Recuerda que durante los últimos años “estamos sufriendo en nuestro centro una pérdida constante de personal, además en servicio interior donde se produce una mayor carencia de efectivos al tener demasiados funcionarios realizando otras labores ajenas a la que le corresponde”.

 

Explica que el año próximo la previsión es que el número de trabajadores que por razones de edad pasarán a segunda actividad puede alcanzar los 80. Y ello tras haber cumplido determinados requisitos, 57 años de edad, haber permanecido en un puestos de trabajo adscritos al área de interior durante al menos 25 años en el área de Vigilancia, área en la que mayor desgaste físico y psíquico se sufre al tener contacto directo con la población reclusa, y la realización de un régimen horario a turnos, que cubre las 24h del día. “Todo ello hace que las condiciones psíquicofísicas hayan ido disminuyendo con la edad, tal y como se reconoce y recoge el propio Real Decreto de creación de dicho área”, indica este sindicato.

 

Afirma que la falta de personal guarda relación con el número de incidentes que se están produciendo en el centro y que, dadas las cifras actuales de la población reclusa, “no debería producirse en el grado en el que está ocurriendo y de lo que responsabilizamos a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias”.

 

La Secretaría General convocó Concurso de Traslados en el mes de marzo y a pesar de los meses transcurridos “ha sido incapaz de materializarlo, lo que afecta a la dotación de personal y al mismo tiempo perjudica a aquellos trabajadores que se encuentran en prácticas, porque alarga esta situación más allá de lo legalmente establecido”, concluye.