Abraham Coco convierte a Salamanca en un escenario de 'carne y hueso' con un pregón de honda humanidad

El periodista salmantino Abraham Coco es el pregonero de la Semana Santa 2019. Sin nervios y muy "ilusionado", desvela algunos de los detalles de su discurso. 

Abraham Coco, pregonero de la Semana Santa salmantina (Foto: T. Navarro)

El periodista salmantino Abraham Coco es el ecargado de lanzar el pregón de la Semana Santa salmantina 2019, que tendrá lugar este 9 de abril a partir de las 20.30 horas en el Teatro Liceo. Su devoción y dedicación le han convertido en el candidato ideal a pesar de vivir fuera desde hace casi 14 años, primero en Madrid y después en Santiago de Compostela. 

 

Cofrade del Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora y miembro de la tertulia Cofrade Pasión, Coco también coordina la revista cultural 'Pasión en Salamanca', y en el año 2010, fue designado pregonero joven.

 

Hoy afronta uno de sus retos más importantes. Con 31 años, quizá sea el pregonero más joven de la historia (sin duda desde que el acto los organiza la Junta de Semana Santa). Asegura que no está "nervioso". Tal vez porque, planificador y organizado como es, entregó las últimas línes de su discurso el pasado 19 de mao. "Ilusionado, cuenta que en él están inlcuidas todas las hermandades de la capital por una razón u otra. Serán las paradas en un recorrido por un escenario de 'carne y hueso'. 

 

-¿Qué le liga a la Semana Santa salmantina? ¿Por qué cree que ha sido elegido como pregonero?

-"Yo soy miembro de la Cofradía del Cristo Yacente, de la Tertulia Cofrade Pasión y no sé muy bien por qué me eligen, habría que preguntárselo al presidente de la Junta, José Enrique Cornejo. Soy Cofrade y periodista, con lo cual, entiendo que el hecho de ser cofrade tiene un peso muy importante". 

 

-¿Cuál es su historia con el Cristo Yacente?

-"Siempre he sido alguien muy cercano a la Semana Santa. Mi madre salía alumbrando en distintas procesiones, siempre he vivido en casa lo que se suele denominar como cofrade de acera. Después de la confirmación di el paso de entrar en una cofradía, en este caso la del Cristo Yacente y la Agonía Redentora, es una Imagen por la que tengo especial devoción y además, eso justo coincidió en el año que me fui a vivir a Madrid, de algún modo se estableció un nexo, un vínculo muy importante con la ciudad, una razón más para estar unido. Soy hermano de fila, un cofrade más"

 

-¿Cómo recibe la noticia de que ha sido elegido como pregonero?

-"José Cornejo me preguntó tiempo antes, quedé sorprendido. Creo que nunca ha habido antes un pregonero tan joven, no me esperaba que me nombraran. Tengo sensación de gratitud... agradecimiento, ilusión y responsabilidad porque siendo cofrade soy consciente de la importancia que tiene esta celebración, y siendo salmantino de la importancia que tiene esta semana para la ciudad. Los momentos de más nerviosismo llegaron cuando tuve que escribir, el día de San José lo terminé".

 

 

 

-¿Cómo vive y cómo definiría en una palabra que significa para usted la Semana Santa?

-"Lo vivo por un lado como cofrade de mi hermandad... participando en lo que puedo en los preparativos. No es solo la procesión, también son los momentos de convivencia con los hermanos. Es un momento especial. Luego como salmanntino participo como uno más...intento estar en todas. Podría definir la Semana Santa en un tópico que siempre se repite, lo de 'pasión y piedra', pero en mi pregón vamos a encontrar un escenario de 'carne y hueso'".

 

-¿Cómo va a ser su pregón? 

-"Soy cofrade, soy periodista y vivo fuera de mi ciudad, desde ese punto de vista es desde el que lanzo mi pregón. Es un anuncio, esa es mi misión, tengo que exaltar y elogiar la fiesta que está a punto de llegar. Están representadas todas las cofradías".

 

-¿Cuál es su momento especial de la Semana Santa?

-"Procesiono en el tramo que va detrás del Cristo de la Agonía Redentora, en el tramo del Yacente. Con lo cual, puedo seguir la procesión, el momento que sales a la calle, tiene una parte de ritual, de ciclo, una vez más... los momentos iniciales y previos a mi procesión, te encuentras a gente que la ves con más o menos frecuencia, hay una Eucaristía... Esos primeros instantes de la procesión, el paso por Anaya, el descenso por la calle Tostado, una calle que la hermandad ha hecho suya... tiene un especial significado por el vínculo sentimental". 

 

-¿La situación actual de la Iglesia perjudica esta fiesta?

-"A lo largo de la historia siempre ha habido momentos de altibajos, pero la Semana Santa tiene gran apoyo en la actualidad. La Iglesia lleva en pie 2.000 años, hay que saberse adaptar a los cambios sociales, habrá más o menos intensidad, pero hay que pensar por qué no se llega a la gente con la misma intensidad con la que se llegaba en otros momentos". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: