"A partir de los 35 años disminuye la capacidad reproductora en la mujer y aumenta la posibilidad de tener abortos"
Cyl dots mini

"A partir de los 35 años disminuye la capacidad reproductora en la mujer y aumenta la posibilidad de tener abortos"

Lourdes Hernández Hernández, médico del Servicio de Ginecología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, sitúa como la principal causa que incrementa los problemas de fertilidad el retraso en la edad de la búsqueda del primer embarazo.

Genoveba Corral de la Cruz y  Mª Lourdes Hernández Hernández, médicos de la Unidad de Fertilidad del servicio de Ginecología y Obstetricia

Querer tener un hijo y no poder causa mucho estrés y desazón a las parejas que experimentan este problema que, además, cada vez, es más frecuente. Aunque esterilidad e infertilidad se utilizan actualmente como sinónimos, no son lo mismo.

 

En mujeres, a modo de resumen, las causas más importantes que provocan infertilidad son las derivadas de los problemas ovulatorios, las alteraciones en las trompas de Falopio, las malformaciones uterinas, los miomas y la endometriosis, detalla Lourdes Hernández Hernández, médico del Servicio de Ginecología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

 

Pero, aparte de los problemas diferenciados por género, la doctora Hernández sitúa como la principal causa que incrementa los problemas de fertilidad el retraso en la edad de la búsqueda del primer embarazo. A su juicio, es "probablemente el factor más importante", precisa.

 

-¿Qué es la infertilidad?

-"La infertilidad es la dificultad de una pareja para lograr un embarazo que lleve al nacimiento de un hijo. La esterilidad es la incapacidad de un individuo o de una pareja para concebir. A veces estos dos términos se confunden". 

 

-¿Qué motivos incrementan los problemas de fertilidad?

-"Hay varias causas que producen infertilidad tanto en el hombre como en la mujer. En la mujer la causa más frecuente es la edad (por el retraso de la mujer en su deseo gestacional por motivos laborales, económicos, sociales, etc.) junto con problemas de ovulación, anomalías uterinas u obstrucciones de las trompas de Falopio. La infertilidad masculina se debe a la baja producción y movilidad de espermatozoides".

 

-Síntomas y diagnósticos de la infertilidad.

-"Síntomas: la ausencia de embarazo. Diagnóstico: incluye pruebas analíticas (valoración hormonal de la mujer y seminograma en el varón), exploración física y pruebas de imagen".

 

.¿Cuáles son los tratamientos para mejora la fertilidad en una persona?, ¿y en una pareja?

-"Son las técnicas de reproducción asistida comenzando por la más sencilla que es la inseminación artificial, hasta las más complejas que son la fecundación in vitro, la donación de gametos, etcétera".

 

 

-¿Hay evolución en este tipo de tratamientos?

-"Las técnicas de reproducción humana comenzaron hace un siglo y han sufrido una gran evolución, empezando por las relaciones programadas, hasta la inseminación artificial. La fecundación in vitro supuso una gran revolución, naciendo en 1978 la primera niña, Luise Brown, mediante esta técnica. Posteriormente los avances en los cultivos embrionarios y en los laboratorios de fecundación in vitro han permitido realizar diagnóstico genético preimplantacional para descartar enfermedades genéticas y síndromes cromosómicos. Las técnicas de reproducción asistida están en un continuo avance".

 

-En hombres, ¿es más frecuente que no se conozcan este tipo de problemas?

-"Hace tiempo probablemente sí, pero hoy en día, las parejas que tienen dificultades para concebir acuden a la consulta del especialista y dentro del examen básico está el estudio del semen del varón, que nos permite conocer los problemas de fertilidad inmediatamente".

 

-¿Se puede prevenir de alguna manera la infertilidad?, ¿hay alguna indicación a seguir para ser más fértil?

-"No existe ninguna medicación milagrosa que evite los problemas de fertilidad, pero sí los hábitos de vida: llevar una vida sana, practicar deporte, evitar el sedentarismo, evitar el sobrepeso mediante una buena alimentación, no fumar, y, sobre todo, pensar en ser padres a una edad más temprana. A partir de los 35 años disminuye la capacidad reproductora en la mujer además aumenta la posibilidad de tener más abortos".