A más de 200 en las carreteras de Salamanca: quiénes son, dónde circulan y qué les pasa a los infractores
Cyl dots mini

A más de 200 en las carreteras de Salamanca: quiénes son, dónde circulan y qué les pasa a los infractores

Instantánea del coche a su paso por el radar. SUBD. GOBIERNO PALENCIA

Nada frena los grandes excesos de velocidad en las carreteras de Salamanca: diez sólo este año, con récord absoluto y otro en nacional. 

Ni los radares, ni la vigilancia de la Guardia Civil ni el riesgo que supone. Nada frena los grandes excesos de velocidad en Salamanca, que está sufriendo un año histórico en esta materia. En lo que llevamos de 2021, se ha batido el récord de velocidad en carreteras de la provincia, con la escandalosa cifra de los 295 km/h a los que fue pillado este jueves un conductor en la autovía A-62; y que ya son diez los casos detectados.

 

Nunca se ha pillado a tantos conductores por encima de 200 en la provincia. De hecho, fueron tres en 2019, cuatro en 2020 a pesar de las restricciones a la movilidad. A pesar de que son minoría entre las miles de multas que se ponen por velocidad (son una pequeña parte de las 15.506 propuestas de sanción por exceso de velocidad), lo que los diferencia es que este tipo de excesos abusivos están considerados delito penal ya que se excede en más de 80 km/h el límite de velocidad de la vía y aparejan castigos importantes. 

 

Dónde, quién y cuánto

Lo más frecuente es que estos excesos se produzcan en autovías: la A-62 y la A-66 son los escenarios más habituales. Sin embargo, este mismo año ha habido otro de estos grandes excesos en carretera, donde un conductor marcó el récord en una carretera nacional: a 182 km/h en una vía limitada a 90. Aunque no superó los 200, sí excedía en más de 80 km/h el límite de la vía.

 

El protagonismo se lo reparten, casi a partes iguales, los conductores extranjeros y los nacionales. Entre los habituales, portugueses y franceses, muchos de regreso a Portugal: a casi todos los pillaron en la A-62 camino de la frontera. En todos los casos en los que se pudo identificar a los infractores, los conductores eran varones de entre 26 y 38 años de edad; el de los 300 tenía 35. Casi siempre son coches de alta cilindrada: BMW, Mercedes-Benz y Porsche son habituales. Algunos, con matrícula extranjera: portuguesa o francesa. Y no a todos se les logra interceptar.

 

La velocidad máxima en los últimos han sido los 295 km/h de esta semana. Hasta ahora el récord estaba en 235 y la más baja es 202 km/h, esta última, en un tramo limitado a 100; otro conductor más fue pillado también a más de 200 en una zona de 100 de la A-66. Las demás fueron en tramos limitados a 120. 

 

Qué les pasa

Tráfico les pierde la pista una vez son detectados y se inicia el procedimiento penal contra ellos, aunque la mayoría fueron condenados, "y a buen seguro conformándose con la pena a cambio de una reducción de la misma". La multa administrativa son 600 euros y detracción de 6 puntos del carné a la que hay que sumar la condena penal.

 

Este tipo de excesos abusivos están considerados delito pental y aparejan castigos importantes. El artículo 379 del Código Penal, establece que "el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años".