A la mesa como en el Siglo de Oro: Salamanca y su máquina del tiempo culinaria
Cyl dots mini

A la mesa como en el Siglo de Oro: Salamanca y su máquina del tiempo culinaria

Ver album

El palacio Arzobispo Fonseca ha acogido este domingo un banquete al estilo del Siglo de Oro en el que los asistentes han podido viajar en una máquina del tiempo culinaria para comprobar cómo comían reyes, poetas, nobles o el pueblo llano hace 300 años. Así se comía en el Siglo de Oro.

 

El gastrónomo y escritor Julio Valles ha recopilado más de 2.000 recetas de la época y ha asesorado a los organizadores de la Semana del Siglo de Oro a preparar un banquete representativo de aquella cocina y servirlo a los asistentes. Por cierto, es la única actividad de pago de la Semana del Siglo de Oro en Salamanca, pero lo recaudado va para una obra social.

 

El menú consta de perniles de cerdo ibérico con bellotas, nueces, dátiles y manzanas camuesas; pastel de carnes de cerdo; lentejas estofadas al estilo que Cervantes narra en el Quijote; salpicón de vaca; gigote de carnero (un guiso); almojábanas (un dulce de origen árabe); tajaditas de carne de membrillo con suplicaciones (barquillos redondos) y, como colofón, aceitunas y queso, el postre que se tomaba en todas las mesas. Para beber, hipocrás (vino con especias y frutas) y para acompañar, pan de Castilla. 

 

Julio Valles explica que este banquete "mezcla" la cocina de los nobles y la del pueblo llano. "Es lo que he buscado para que no hubiera sólo de gente noble". Los platos son típicos del Siglo XVI, así como "de un poco antes y un poco después"

Noticias relacionadas