A juicio el portero de una discoteca por violar a una clienta ebria antes de expulsarla del local

La Fiscalía de Barcelona pide siete años de prisión por un delito de abusos sexuales para A.S. por violar a la mujer el 5 de noviembre de 2011 después de que el camarero de una barra la requiriera para expulsarla.

La Audiencia de Barcelona juzgará este martes a un portero de una discoteca de Barcelona que violó a una clienta cuando iba a expulsarla por ir borracha y causar molestias.

 

La Fiscalía pide siete años de prisión por un delito de abusos sexuales para A.S. por violar a la mujer el 5 de noviembre de 2011 después de que el camarero de una barra la requiriera para expulsarla.

 

Según el escrito de la Fiscalía, el camarero le explicó que la víctima estaba "en un estado notorio y evidente de embriaguez", causando molestias y no había pagado la consumición.

 

El procesado agarró a la mujer, la llevó hacia la salida pero en lugar de echarla la introdujo en el lavabo de hombres y "consciente de su incapacidad de resistirse y oponerse por su estado de embriaguez" la violó.

 

La mujer, a consecuencia de estos hechos, sufrió un trastorno adaptativo durante un mes que no necesitó de tratamiento, y se pide al acusado que la indemnice con 2.000 euros.