Cyl dots mini

A 30 en Salamanca: el nuevo límite de velocidad extenderá al 80% de calles de los barrios la norma del centro

Una de las nuevas señales de límite 30 instaladas en Canalejas.

El nuevo límite genérico en ciudad ya está implantado en muchas calles de la capital, una de las 'ciudadades a 30' reconocidas por la DGT. El nuevo máximo se extenderá a los barrios.

Los nuevos límites de velocidad en ciudad aprobados por el Gobierno serán pronto realidad en Salamanca, aunque la capital tiene buena parte del camino andado. De hecho, hace tiempo que se ha iniciado una reducción paulatina de la velocidad máxima en calles del centro de Salamanca, algo que ahora se hará extensivo a muchos barrios donde todavía impera el límite genérico de los 50 km/h.

 

Las calles de los barrios serán el objetivo fundamental del plan por fases previsto por el Ayuntamiento de Salamanca para implantar la nueva normativa. Hay que recordar que los nuevos límites de velocida en ciudad rigen en función del tipo de calles: dónde habrá que ir a 20, a 30 y a 50. En concreto, el consistorio tiene previsto adaptarse en un plazo muy corto de tiempo al límite 30 que será el nuevo estándar en las ciudades: es la velocidad máxima prevista en las vías de un único carril por sentido de circulación, que son mayoría en las ciudades.

 

En el futuro, el 80% de las calles de la ciudad deberán tener ese nuevo límite, pero Salamanca se ha anticipado desde hace años. Ya son muchas en el centro y deberán ser más en los barrios. De hecho, la ciudad es una de las que se han anticipado a esta medida y la DGT la incluyó entre las 20 que ya habían dado el paso de limitar a 30 km/h la velocidad en buena parte de sus calles. Es imprescindible para reducir la contaminación e incorporar la bicicleta a la circulación sin que sea un riesgo. 

 

El límite 30 ya estaba vigente en algunas calles: están limitadas vías como Rector Esperabé o la plaza de España. Después se amplió la medida a las calles que comunican Gran Vía y el Paseo de Canalejas, las avenidas del sur de la ciudad y el año pasado se han unido todas las de los entornos de los colegios, tramos de Canalejas, en la avenida de los Cipreses... Estas últimas vigiladas con los nuevos radares.

 

Y también a 20

También hay calles a 20: ahí está la calle Ancha, pendiente de su peatonalización, y que está limitada a esa velocidad y que cierra un poco más todavía el acceso de vehículos al centro histórico. El propio casco antiguo está vigilado con cámaras para regular el acceso y todas las calles peatonales, de una sola calzada, deberán limitarse a 20, aunque ahora lo están más todavía: en la mayoría está prohibida la circulación como medida temporal por el Covid.

 

Y no hay que olvidar que habrá calles que se mantengan a 50: el actual límite genérico de velocidad se mantendrá en las vías de dos o más carriles por sentido de circulación. No obstante, algunas de esas calles están limitadas, en parte o en tramos, a 30.

 

La reducción de velocidad en calles ha sido una de las propuestas del nuevo plan de seguridad vial de Salamanca anunciado en el lejano febrero de 2017. Desde entonces ha estado entre los retos de la movilidad de la ciudad para el futuro. Los grupos políticos también han pedido, en la legislatura pasada, rebajas de velocidad también en caso de episodios de contaminación y de forma genérica.

Comentarios

Ciclisto 15/11/2020 19:12 #2
Pues nada, si no nos dejan usar el coche, que hagan más carriles bici, pero por el centro, que para cruzar la ciudad no se va por la periferia
Para todo hay 11/11/2020 07:04 #1
Alguno sacará tajada. Quien se adjudica el cambio de señalización.?...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: