“Estuve retenido. Un secuestro es cuando una persona está apuntándote con una pistola”

El delegado de la Junta de Castilla y León ha hablado con TRIBUNAsalamanca.com sobre las diez horas que estuvo “retenido, no secuestrado” en la Gerencia de Salud

El delegado de la Junta de Castilla y LeĂłn en Salamanca, Bienvenido Mena, ha concedido una entrevista a TRIBUNAsalamanca.com para hablar sobre los acontecimientos que se produjeron ayer en la Gerencia de Salud, durante la protesta por el cierra de los servicios de urgencias en Villarino y Barruecopardo.

“Diez horas dan mucho de sí”, ha afirmado el delegado, en referencia al tiempo que pasó dentro del edificio, junto al gerente de Salud, Ricardo García, y otras cuatro personas. “Me acerqué hasta la Gerencia para hacer de mediador, y no me pareció oportuno vivir ese episodio de privación de libertad”, ha explicado Bienvenido Mena, que se defiende de las acusaciones que hablan de “autorretención”.

“Tuve que dejar de lado asuntos familiares, no me pude ir a mi casa y me hubiera gustado hacerlo”, se ha lamentado Mena, que apunta a la libertad que sí tenían los manifestantes para protestar en la Avenida de Mirat. “No es una autorretención porque tanto la policía, como el secretario general de UGT, como algunas llamadas que recibí del exterior, nos aconsejaron no salir, porque el ambiente estaba tenso”, ha asegurado Bienvenido, que también ha aclarado que “lo que no quería era que la policía tuviera que hacer ninguna carga contra los ciudadanos para que pasara yo”. “Creía que había cumplido con mi obligación hablando con los representantes de la Plataforma, pero si salía sabía que enervaría más a los manifestantes.”

Bienvenido Mena también ha querido aclarar ciertas informaciones que se han sucedido durante la jornada de hoy, como que durante su estancia en la Gerencia de Salud los presentes pidieron pizzas para comer, que habían estado ociosos o que se trataba de un “secuestro”. “Desde que entré a la Gerencia hasta que salí solo comí dos o tres galletas y bebí agua y hablamos de temas de trabajo, además de buscar alternativas para mantener la integridad de todos los presentes y no provocar altercados”, ha asegurado Mena. “Estuve retenido, no secuestrado. Un secuestro es cuando una persona está contigo apuntándote con una pistola”, ha matizado el delegado de la Junta de Castilla y León.

Respecto a la petición de su dimisión hecha desde la Plataforma que defiende los servicios de urgencias de las Arribes, Bienvenido Mena se ha mostrado tranquilo. “No me he planteado mi dimisión ni lo voy a hacer. He dado la cara y me lo podía haber ahorrado. No he cometido ninguna fechoría ni ningún delito, y voy a seguir trabajando por Salamanca y por la Junta de Castilla y León”.

El delegado de la Junta también ha manifestado su deseo de que no se repita una situación similar, y ha asegurado que, pese a que el episodio vivido ayer “es un hecho denunciable”, desde la Junta “no vamos a llevar a cabo ninguna medida contra los manifestantes”. “Respeto la actuación de los presentes ayer, les mando ánimo, y les aseguro que lucharé por Las Arribes”, ha manifestado Bienvenido, que también ha puntualizado que esa lucha “debe ser pacífica”. No obstante, ha admitido que “tras recibir la negativa por parte del consejero a una negociación, yo no puedo hacer más que acatar el cierre de los servicios de urgencias”.

Bienvenido Mena ha querido de esta manera poner punto y final a una polĂŠmica que le ha mantenido en el punto de mira informativo desde ayer por la maĂąana.