700 euros al mes: el sueldo por ser conserje en el Ayuntamiento

Foto: De la Peña

El nuevo contrato del servicio de conserjería, que se dará a una empresa privada, contempla pagar sólo el sueldo mínimo a sus 21 trabajadores a pesar de que otorga un margen de más de 157.000 euros a quien se lo adjudique. La oposición espera mejorar condiciones y Ganemos lamenta haber perdido la ocasión de remunicipalizarlo.

El Ayuntamiento de Salamanca se va de vacaciones con una nueva polémica en la última comisión informativa de contratación, que se ha celebrado este lunes a las puertas de un mes de agosto en el que no hay actividad institucional. La clave de la polémica es una cifra: 707,60 euros. Esa es la cuantía del SMI (sueldo mínimo interprofesional) y lo que el consistorio ha fijado como salario para los aproximadamente 21 trabajadores de la empresa privada que se ocupa de la conserjería municipal. Una remuneración propia de la precarización imperante en el mercado laboral actual y que está muy alejada de lo que cobra el personal de plantilla del Ayuntamiento.

 

La decisión se ha tomado esta mañana al aprobar los pliegos de condiciones de este nuevo contrato. El servicio de conserjería se ocupa de los envíos postales y el traslado de documentos entre las diferentes sedes municipales y está privatizado desde hace años. El Ayuntamiento paga 528.806,78 euros al año, a razón de 11,38 euros por cada una de las 38.400 horas previstas. La plantilla es de 21 trabajadores. El coste para la empresa, según un cálculo de Ganemos, es de 279.131,85 euros, con lo que los términos del contrato permiten a la empresa que se lo lleve (ahora lo gestiona Clequali) un beneficio de 157.862,40 euros.

 

El motivo de tan abultado margen estriba en las condiciones económicas de los trabajadores. Según el pliego de condiciones, el contrato ofrece las condiciones mínimas: 707 euros al mes, el SMI, en 14 pagas. En total, 9.906 euros al año. Según las fuentes consultadas, no hay posibilidad de subirlo porque el sector carece de convenio colectivo y tiene que regirse por el SMI, algo de lo que debiera haberse preocupado el consistorio.

 

Según las fuentes consultadas, durante el debate los grupos municipales han mostrado interés en que, en un futuro, estas condiciones mejoren sustancialmente porque están muy lejos de las que tienen los trabajadores que pertenecen directamente a la plantilla municipal, que cobran 300-400 euros más al mes hasta los 1.100 que se embolsa un ordenanza o conserje del Ayuntamiento. Está previsto en el pliego de condiciones dar mayor puntuación a la empresa que ofrezca mejores condiciones laborales y subir el salario al entorno de los 800 euros/mes. De hecho, Ganemos asegura que los trabajadores de la empresa privada cobrarán casi la mitad de lo que podrían porque los 157.000 euros de margen permiten pagar mucho más. Su cálculo es que podrían pagar 1.299 euros/mes para un total de 18.000 al año.

 

 

REMUNICIPALIZACIÓN

 

Además, durante la comisión informativa se ha suscitado el debate sobre la remunicipalización de este servicio. Ganemos ha acusado al equipo de Gobierno de haber propiciado su externalización al negarse a sustituir al personal de conserjería que se ha ido jubilando estos años, lo que propició que al final se sacara a concurso para que se lo llevara una empresa. Y ha exigido la remunicipalización del servicio, es decir, que se preste directamente con personal municipal reforzando la plantilla. El PSOE ha pedido lo mismo porque considera que se puede dar el servicio, pero entiende que hoy por hoy no es posible por las limitaciones que hay a la contratación en las administraciones. Es el argumento que ha usado también el equipo de Gobierno.

Noticias relacionadas