6,9 millones de euros para el último tramo de la autovía de Fuentes de Oñoro

Localidad de Fuentes de Oñoro, al paso de la E-80, carretera de la frontera portuguesa

El último tramo de nacional hasta la frontera portuguesa recibirá un fuerte impulso presupuestario para estar terminado en 2018.

La finalización, por fin, del último tramo pendiente de convertir en autovía en la A-62 será la inversión más cuantiosa del Estado para este año en materia de infraestructuras. El tramo de siete kilómetros recibirá 6,9 millones de euros para este año 2017 después de que se contemplaran más de 11,7 en 2016, que no han sido reales por el parón de la obra.

 

La actuación, pendiente desde hace años, va a recibir un fuerte impulso en los próximos ejercicios. Su presupuesto total es de 23 millones de euros y a los 6,9 de este año y los más de 11 previstos para 2016, se sumarán otros 8 millones para terminar en 2018.

 

Los últimos cinco kilómetros sin terminar de la autovía que une Irún con Aveiro siguen todavía en obras a pesar de las 'prisas' de las instituciones salmantinas. Va a cumplir diez años desde que se inició el proceso para construirla. Hasta ahora, han pasado más de 30 meses desde que se licitó la obra y casi 24 desde que se adjudicó, en noviembre de 2014. Y tiene por delante, al menos, otros 16 meses de trabajos y espera para completar el último tramo de autovía que queda desde Irún, ya que el resto desde la frontera francesa en Irún y todo su recorrido por Portugal está completo desde la frontera salmantina hasta Aveiro. La obra ha estado parada y se reanudó en mayo de este año, con lo que acumula algo de retraso: en total, cumplirá los diez años desde que se anunció hasta que esté disponible.