6.400 trabajadores afectados por ERTEs en Salamanca: un 20% más de paro de un plumazo

Más de 1.700 empresas se acogen en una semana a la posibilidad de un expediente temporal de regulación de empleo. Los trabajadores afectados suponen el 5% de los ocupados de la provincia.

Más de 6.400 trabajadores en Salamanca se van a ver afectados por un ERTE y engrosarán las listas del paro que en la provincia acogen ya a 22.733 personas, incrementándolo en más de un 20% de un plumazo. Supone un 5% del número de ocupados total de la provincia, pero solo ha pasado una semana desde que se anunciaron las medidas y quedan tres semanas de cierre generalizado de negocios por delante, lo que puede incrementar el número de empresas que se acogen a esta medida excepcional.

 

Una de las medidas del paquete económico contra el coronavirus ha sido la de agilizar los ERTEs para todas las empresas. El Gobierno se ha comprometido a declararlos todos por fuerza mayor, lo que comprime el calendario de tramitación y despeja su aprobación, y las empresas están recurriendo a ellos. En qué consiste un ERTE.

 

Según los datos facilitados por CCOO, 1.784 empresas de la provincia han presentado la solicitud de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para un total de 6.407 trabajadores. Se han triplicado los afectados en unos pocos días. Es una de las provincias más afectadas de Castilla y León por esta medida, por la que 74.000 trabajadores de toda la comunidad se van 'a casa' por culpa del coronavirus.

 

El efecto de los ERTEs en el mercado laboral de Salamanca es, en estos momentos, muy apreciable, y solo han pasado siete días desde el estado de alarma y desde que se anunciaron las medidas de carácter económico a las que empresas, trabajadores o autónomos podían acogerse. Esos 6.400 trabajadores que se van a casa con un golpe duro para la provincia. Según los datos de la EPA, Salamanca terminó el año pasado con 130.800 ocupados, que es la cifra de aquellos que tienen trabajo, pero a las primeras de cambio pierde un 5% de golpe.

 

Facilitar los expedientes temporales de regulación de empleo es una de las medidas que ha tomado el Gobierno central para evitar despidos por la bajada de la producción y los cierres de negocios en la crisis del coronavirus. El ejecutivo central ha anunciado que serán todos declarados por fuerza mayor lo que agilizará su tramitación y que los empleados afectados tendrán derecho a cobrar el paro aunque no cumplan con el periodo de cotización mínimo exigido para ello. Además, no se considerará consumido el tiempo que dure la percepción de esta prestación (contador a cero).

 

La mayoría son por quince días para paliar los efectos del parón económico por las limitaciones a la actividad y la movilidad. Los afectados cobrarán el paro ya a finales de este mes de marzo, ya que se reconoce en cuestión de un día. El Estado cuenta con 20.000 millones para pagar estas prestaciones.