6.000 contratos menores el año: los ayuntamientos de Salamanca abusan de la contratación más sospechosa

Contratos menores del Ayuntamiento y la Diputación de Salamanca.

El 95% de los contratos que firman los ayuntamientos de la provincia son menores, que están señalados como una de las principales irregularidades de la contratación de la administración local.

La contratación pública de los ayuntamientos de Salamanca recurre en exceso, hasta el abuso, a los contratos menores, un recurso contractual sobre el que recurren sospechas sobre su transparencia. Esta es la conclusión que se puede sacar del primer informes de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación (Oirescon), una entidad creada a instancias de Europa para supervisar y mejorar la contratación del sector público.

 

En este primer informe, de 400 páginas, se hace un retrato detallado de una actividad, la de los contratos del sector público, que supone el 13% del PIB, más de una décima parte de los 1,3 billones de euros que 'vale' la economía española. Una contratación de la que dependen numerosas empresas y profesionales y que ha pasado épocas de dudas sobre su transparencia y claridad.

 

En el caso de Salamanca, el informe ofrece algunas cifras interesantes. Al cabo de un año (el 2018 es el del estudio) se firman en la provinca 6.650 contratos públicos entre todas las entidades locales. Sobre el tipo de contrato, un alto porcentaje se lo reparten entre servicios y suministros, un 95% del total, y casi el 5% restantes son obras. De ellos, una aplastante mayoría, son menores: 6.363. Eso es el 95% de toda la actividad de contratación pública de aquel año. De hecho, según el informe solo 286 de los contratos contabilizados aquel año fueron de otro tipo, en contrato, de tipo abierto. 

 

Ese porcentaje de contratos menores está por encima de la media nacional, que es del 87%, y de hecho en menos de veinte provincias la prevalencia de contratos menores es mayor que en Salamanca. Así que la administración local de la provincia, ayuntamientos y Diputación, abusa de la contratación menor, que está bajo la lupa de las autoridades.

 

Con datos de 2018, se detectan irregularidades en la mitad de los contratos de este tipo que se firman en España y eso a pesar de las prevenciones que se han tomado en los últimos años para limitar su uso. Según el informe, contratos menores, fraccionamiento y encadenamiento de contratos sin justificación son tres de las principales irregularidades detectadas en la contratación local.

 

El contrato menor debería usarse solo cuando no se pueda anticipar la necesidad del gasto que lo justifica, cosa que podría conseguirse casi siempre, y para cantidades de no más de 15.000 euros. En su lugar, se usa casi en cualquier situación, de ahí ese 95% de contratos del total firmados como menores, e incluso se traspasa la cantidad límite o se fracciona, el otro gran 'fraude' del uso de estos contratos.

Comentarios

pais de bobos 14/01/2020 11:43 #4
Eso está muy mal ..pero si al menos los de "a dedo" fuesen competentes...
Timadores 13/01/2020 23:18 #3
A diferencia del resto de contratos, éste se puede adjudicar "a dedo". La ley lo reserva para contratos de poca impotancia e importe económico permitiendo agilizar el proceso, pero curiosamente desde que entró en vigor la ley el número de contratos con un importe tan bajo que permite usar este contrato se ha multiplicado.
Trincar y trincar 13/01/2020 22:26 #2
Los alcaldes tienen que "trincar" de alguna manera
Abuso, abuso,... 13/01/2020 12:23 #1
Seguro que numéricamente son demasiados, pero lo importante, y que no dice el artículo, es cuánto importe sobre el total de las contrataciones representa esta modalidad que, recordemos, es legal en determinadas condiciones.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: