50 niños peñarandinos participan en el proyecto Casas lectoras

50 familias peñarandinas participan en el programa Casa lectoras de la Fundación

Este programa, reconocido como un proyecto preferente en el área de dinamización cultural de la Unión Europea, está dirigido a niños entre 9 meses y 8 años a cuyas familias se les ha prestado una maleta con libros así como un IPad

La biblioteca municipal de Peñaranda y el Centro de Desarrollo Sociocultural de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez han prestado 50 mochilas de lectura con una selección de libros infantiles y un IPad cargado de una selección de aplicación y juegos educativos y con acceso al préstamo de libros electrónicos. Esta iniciativa forma parte del proyecto conocido como Casa Lectoras, que tiene un carácter experimental, y que nace con vocación de continuidad y con la finalidad de generar y consolidar una comunidad de familias lectoras. 

 

El proyecto se contempla con una programación especial de actividades conectada con los materiales de lectura de prestamo, que se desarrollará en la biblioteca, librerías, centros educativos o espacios públicos como plazas y jardines. Además, se va a crear una comunidad virtual en el seno de la red social de la gente de la lectura Lectyo, donde los padres podrán opinar, preguntar y acceder a una colección de videos y otros recursos digitales que se actualizarán periodícamente y que están relacionados con los libros y las sesiones presenciales. 

 

Este proyecto, para el que se cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte, está amparado por la Unión Europea, quien apoya los programas «Biblioteca extramuros» como hogares, escuelas, bibliotecas, hospitales, centros de salud, centros cívicos, espacios públicos y plataformas digitales.

 

Este proyecto se desarrolla en momentos de avance imparable de nuevos procedimientos y dispositivos de transmisión de la información, por lo que se pretende fortalecer la acción de los agentes tradicionales de promoción de lectura, su necesidad de traspasar los límites físicos de los recintos que acogen su labor, dotándoles así de instrumentos que amplían y consolidan su labor.